Toyota #8 gana 8h de Bahrein; y Kobayashi López y Conway son bicampeones en WEC

La temporada 2021 del Campeonato Mundial de Resistencia terminó este sábado con las 8 Horas de Bahrein, que coronó a sus campeones. La victoria en la clase principal, de Hypercars, fue para el Toyota #8, con una tripulación formada por Kazuki Nakajima -que se retira para convertirse en director de la marca japonesa-, Sébastien Buemi y Brendon Hartley. El Toyota #7 sólo necesitaba terminar la carrera para confirmar el título, que llegó con el segundo puesto en la carrera. Kamui Kobayashi, José María 'Pechito' López y Mike Conway ganaron su segundo título del Campeonato Mundial de Resistencia, repitiendo la hazaña lograda en 2019/20.

En el trámite, no hubo precisamente una lucha por la victoria. El #8 tomó la delantera desde el principio en Bahrein y quedó como escolta el Toyota #7.

El Alpine, tercer auto de la categoría, tuvo problemas con la caja de cambios, perdiendo muchas vueltas respecto a los hypercars de Toyota. El trío de André Negrão, Nicolas Lapierre y Mathieu Vaxivière se recuperó, pero debió conformarse con ser tercero en la general y en la clase.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

El Alpine no pudo hacerle frente a los Toyota y culminó en tercer lugar. (Foto: Toyota Gazoo Racing)

El título de la clase LMP2 se decidió con la victoria del equipo WRT. Robin Frijns aseguró el título de campeón del mundo para la tripulación formada también por Charles Milesi y Ferdinand Habsburg. El LMP2 #28 del equipo Jota, formado por Stoffel Vandoorne, Sean Gelael y Tom Blomqvist, comenzó la carrera con posibilidades reales de llevarse el título, sólo con quedar por delante de la tripulación rival. Sin embargo, el prototipo terminó con poco más de 1 minuto de retraso.

El segundo coche de Jota, el #38 de António Félix da Costa, Roberto González y Anthony Davidson, terminó tercero en la clase. La carrera marcó otra despedida: Davidson puso fin a su carrera como piloto profesional este sábado en Bahrein.

En la subclase LMP2 Pro-Am, la victoria en Bahréin fue para el Racing Team Nederland, con un trío formado por Frits van Eerd, Giedo Van der Garde y Job van Uitert. Al ser Van Eerd el único piloto del trío que disputó las seis carreras del campeonato, el empresario holandés se proclamó campeón de la subcategoría.

La competencia en la clase LMGTE-Pro, compuesta por sólo cuatro autos, fue feroz de principio a fin en las 8 Horas de Bahréin. El enfrentamiento se dio entre el Porsche #92 conducido por Kevin Éstre, Neel Jani y Michael Christensen frente a la Ferrari #51 del AF Corse de Alessandro Pier Guidi y James Calado.

Polémica en el final de la GTE-Pro entre Ferrari y Porsche. (Foto: Reproducción)

Este duelo se decidió a poco más de 10 minutos del final. En el sector de la última curva del circuito bahreiní, Pier Guidi tocó la parte trasera del Porsche conducido por Christensen, que hizo un trompo. El incidente fue investigado por los comisarios deportivos de Bahrein.

Pero poco después de abrir la ventaja como resultado del incidente, Pier Guidi entró en boxes para un repostaje, por lo que Christensen volvió a acercarse. La persecución continuó hasta el final. El que terminara por delante se llevaría el título, pero la investigación de los comisarios aún estaba pendiente.

Si en LMGTE-Pro la definición del título estaba en incertidumbre, en LMGTE-Am no había dudas. AF Corse celebró tras ganar la carrera con Nicklas Nielsen, François Perrodo y Alessio Rovera.

El trío de TF Sport, formado por Felipe Fraga, Ben Keating y Dylan Pereira, abrió la carrera con posibilidades de luchar por el título: tenía que ganar la carrera y esperar que el trío de AF Corse #83 terminara quinto desde la quinta posición. Pero fue el Aston Martin #33 del equipo alemán el que tuvo problemas durante toda la carrera, desde la primera vuelta. La tripulación terminó en el puesto 12 de la clase, justo detrás del Aston Martin #98 conducido por Augusto Farfus, Marcos Gomes y el canadiense Paul Dalla Lana.