Edición 2021 de las 24 Horas de Le Mans se prepara con el debut de los hypercars

Llegó la semana más esperada por los aficionados a las carreras resistencia. Este sábado, en La Sarthe, Francia, 62 autos comenzarán la disputa de la 89ª edición de las 24 Horas de Le Mans.

Por segundo año consecutivo, la prueba organizada por el Automobile Club de l'Ouest (ACO) se celebrará fuera de su fecha tradicional. Programadas habitualmente en junio, las 24 Horas de Le Mans ya habían sido aplazadas en 1968 y en 2020.

Y de nuevo el coronavirus fue el villano no sólo en Le Mans, sino también en gran parte del calendario del Campeonato Mundial de Resistencia. Se cancelaron dos carreras: las 1.000 Millas de Sebring y las 6h de Fuji debido a las dificultades causadas por la pandemia. Las 8h de Portimão, que sustituyeron a Sebring, también se pospusieron debido a la situación actual. Luego, Le Mans también se trasladó dos meses más tarde con respecto al primer calendario oficial.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

El trío Conway/Kobayashi/López buscará su primera victoria en Le Mans. (Foto: FIA WEC)

La diferencia es que, a diferencia del año pasado, las 24 Horas de Le Mans estarán abiertas al público. ACO llegó a un acuerdo con las autoridades sanitarias francesas y encontró una salida más noble para evitar el descalabro financiero que supone celebrar un evento como el de 2020, con las gradas vacías. Se estableció que el límite de espectadores se mantendrá en 50.000, con todos los poseedores de entradas vacunados y examinados. En 2019, el público superó los 240.000 aficionados, repartidos en el circuito de 13,626 km de longitud y 38 curvas.

Una buena noticia es que la carrera vuelve a tener la parrilla máxima de 62 coches, tras las bajas de las ediciones anteriores. En 2020 hubo tres inscripciones menos y, el año anterior, un Porsche sufrió un grave accidente en los entrenamientos y no pudo salir. La grilla está dividida entre 31 prototipos y 31 Gran Turismos, repartidos en las cuatro categorías del WEC. Además, habrá un participante en el 'Garage 56', es decir, un auto que implique una propuesta innovadora que no forme parte de la competencia oficial. Este año correrá un Oreca 07 LMP2 alineado por el equipo SRT41 y comandado por el piloto con discapacidad Fréderic Sausset, cuádruple amputado, que hace unos años formó parte de la grilla de las 24 Horas de Le Mans como piloto.

En esta ocasión, Sausset desempeñará el papel de propietario y director de equipo, acompañando el trabajo del ex motociclista japonés Takuma Aoki, que fue piloto de Honda en la categoría de 500cc, y el belga Nigel Bailly, ambos en silla de ruedas. Ambos compartirán las tareas de conducción con Matthieu Lahaye, que dispondrá de los mandos normales en sus giros. Sus colegas conducirán con adaptaciones a sus necesidades.

Fréderic Sausset comandará un equipo en LMP2, con dos pilotos con discapacidad. (Foto: Le Mans)

Hay 25 autos LMP2 y 23 en la subdivisión LMGTE-AM, para autos de Gran Turismo con más de un año de fabricación del chasis. La LMP2 también tiene una subclase dentro de ella: la LMP2 Pro-Am. Esta categoría tendrá diez monoplazas con al menos un piloto de categoría bronce, el nivel más bajo dentro de la categorización FIA. El organismo divide las licencias en Platino, Oro, Plata y Bronce, según la experiencia previa y el currículum en el automovilismo.

Por cierto, si hay una oportunidad para que la LMP2 tenga un ganador en la clasificación general, es ahora. La nueva división de hypercars tiene sólo cinco participantes y muchas dudas se ciernen sobre la resistencia de los modelos de Toyota y Glickenhaus. Sin embargo, Toyota es favorita para buscar su cuarta victoria consecutiva en La Sarthe, lo que convertiría a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima en tetracampeones. De ocurrir, ambos quedarían sólo detrás de Tom Kristensen, que, de nueve victorias en la clásica carrera francesa, ganó seis seguidas entre 2000 y 2005.

En la jornada de pruebas del domingo, Glickenhaus, con su modelo 007 LMH sin sistemas híbridos, marcó el mejor tiempo con 3min29s115, marca lograda por Olivier Pla a un promedio de 234 km/h.

La estimación inicial era que el tiempo de la pole de un hypercar en su primer año podría estar en torno a los 3:20. Es muy posible que no se alcance esta marca y que la hyperpole del jueves se sitúe en una predicción muy optimista de 3,25 segundos.

La LMP2 sufrió varios cambios para 2021. Los autos perdieron potencia, utilizan neumáticos más duros y de un único proveedor (Goodyear). También tienen utilizarán un kit de baja resistencia aerodinámica que da mucha velocidad en recta y resta equilibrio a los prototipos en las curvas. Como gran atractivo, esta categoría presenta dos debutantes de enorme peso: el polaco Robert Kubica y el danés Kevin Magnussen.

Kevin Magnussen, ex F1, debutará en Le Mans (Foto: Haas)

Kubica es con el chino Yifei Ye y el suizo Louis Déletraz uno de los tríos señalados como posibles favoritos a la victoria. Sin embargo, 2/3 de la parrilla de LMP2 tienen muchas posibilidades de andar bien. La premisa será no involucrarse en incidentes, no demorar sus paradas en boxes y trabajar las estrategias en los periodos de coche de seguridad. A su vez, los equipos con pilotos de la categoría de bronce, deberán disminuir al mínimo el margen de error para los más lentos.

Magnussen debutará junto a su padre Jan, que correrá la carrera por 22ª vez consecutiva, y será piloto del hypercar de Peugeot en 2022. Luego de alejarse de la F1, Magnussen corrió en IMSA, como piloto del Cadillac DPi de Ganassi. También tuvo una oportunidad en Indy a través de McLaren, y ocasionalmente lideró la ronda de Elkhart Lake, sustituyendo al lesionado Felix Rosenqvist.

La gran incógnita es el futuro de LMGTE-PRO. La categoría languidece visiblemente en su número de autos, pero no en la calidad de los equipos y pilotos. Actualmente hay ocho autos y cinco equipos, tres de ellos de fábrica -Ferrari, Porsche y Corvette- y dos clientes, HubAuto de Taiwán y Weathertech Racing.

Porsche lidera el Campeonato LMGTE-Pro. (Foto: FIA WEC)

El campeonato

Esta es la cuarta fecha de un total de seis del Campeonato Mundial de Resistencia, y da el doble de puntos para el campeonato. Sólo puntuarán los 33 coches inscriptos de temporada completa, que son cinco Hypercars, once LMP2, cuatro LMGTE-PRO y 13 LMGTE-AM.

Con dos victorias en Spa-Francorchamps y en Algarve, el trío Buemi/Nakajima/Hartley llega a La Sarthe como líder de la división Hypercars con 75 puntos. Segundo está el trío de Conway/López/Kobayashi, con 69, y Negrão/Lapierre/Vaxivière son terceros con 60.

En LMP2, Phil Hanson (United Autosports USA), uno de los campeones defensores junto con el portugués Filipe Albuquerque, lidera la clasificación con 74 puntos, dieciocho por delante del trío Félix da Costa/Davidson/González (JOTA). Esteban García y Norman Nato de Realteam Racing son los líderes de LMP2 Pro-Am después de la tercera etapa.

Kévin Estre y Neel Jani (Porsche) son líderes en Gran Turismo, con dos puntos de ventaja sobre Ale Pier Guidi y James Calado, de Ferrari. Mientras que en la clasificación de LMGTE-AM, el trío italiano formado por Antonio Fuoco, Roberto Lacorte y Giorgio Sernagiotto, de Cetilar Racing, está al frente con 54 puntos.