Conway, Kobayashi y López vencieron con el Toyota #7 las 24 Horas de Le Mans

Finalmente, el Toyota #7 pudo celebrar su victoria en las 24 Horas de Le Mans. Liderando la carrera desde las primeras horas, tras salir desde la pole position, el trío Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López no le dio opciones a nadie y supo gestionar la ventaja que le impuso al otro Toyota, que tuvo problemas en la largada y que también sufrió problemas durante la carrera en el circuito de La Sarthe. El triunfo en la 89ª edición es el cuarto consecutivo del equipo japonés en Le Mans, y el primero para el trío Conway/Kobayashi/López. En los últimos tres años, la carrera francesa sólo le había tenido al #8 en lo más alto del podio.

Además, la victoria del #7 de Toyota es la primera de los hypercars en la prueba más importante del Mundial de Resistencia. Una nueva categoría que sustituye a la LMP1 a partir de esta temporada y que promete devolver al endurance a una época dorada.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

"La sensación es increíble", comentó "Pechito" López, segundo argentino en ganar Le Mans después de la coronación de José Froilán González en 1954 junto al francés Maurice Trintignant. "Pasamos por momentos muy difíciles. Formar parte de esto es increíble. Llegué desde tan lejos, pasé por muchos años para que este sueño se hiciera realidad. No podría haber elegido mejores compañeros de equipo. Mike [Conway] y Kamui [Kobayashi] son como hermanos para mí. Los vi hacer cosas increíbles en este auto. Tengo mucha suerte de tenerlos como compañeros y, por supuesto, de tener también al equipo", concluyó López.

Ambos Toyota llegaron juntos a la tradicional bajada de bandera de Le Mans. (Foto: JEAN-FRANCOIS MONIER / AFP)

A lo largo de las 24 horas, ambos autos japoneses sufrieron problemas con el combustible, lo que los obligó a realizar más paradas en boxes. Pero el #8 se enfrentó a más dificultades. En la primera vuelta, se tocó con el Glickenhaus #708 conducido por Olivier Pla y debió remontar. Después, perdió rendimiento a partir de la hora 18 y sólo en la parte final pudo recuperar la competitividad. Pero aún así, el trío conformado Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley debió contentarse con la posición de escolta.

El tercer puesto entre los hypercars fue para Alpine. Conducido por el trío Nicolas Lapierre, Matthieu Vaxivière y el brasileño André Negrão, el equipo libró una gran batalla contra el flamante Glickenhaus, conducido por Pla, Franck Mailleux y el brasileño Pipo Derani. De hecho, Lapierre puso en peligro su posición con un trompo sobre la pista mojada en las primeras horas de la carrera, mientras que Vaxivière también cometió un error durante la etapa nocturna de la carrera.

Sin embargo, a pesar de esos vaivenes, la marca francesa logró ocupar ocupar el último lugar del podio. El #708 cruzó la meta en la cuarta posición, justo por delante del otro modelo del equipo, conducido por Ryan Briscoe, Romain Dumas y Richard Westbrook.

El drama de las 24 horas estuvo presente en la categoría LMP2. La clase mostró un duro enfrentamiento entre los autos de WRT contra el equipo Jota. Al final, el Oreca #41, que iba en la punta en los últimos minutos, se quedó parado en la última vuelta. Así, le cedió el primer puesto al #31 conducido por Robin Frijns, que tuvo que defenderse hasta la bandera de los ataques del coche #28, conducido por Tom Blomqvist, con un final tan apretado que casi provoca un accidente. El #41 estaba conducido por Robert Kubica, Louis Delétraz y Yifei Ye. Y a pesar de la falta de suerte al final, el trío tuvo una gran actuación durante toda la carrera.

Mala suerte para algunos, suerte para otros: el tercer puesto fue para Will Stevens, Julien Canal y James Allen, en el prototipo de Panis. Paul di Resta, Alex Lynn y Wayne Boyd, con United Autosport, se quedaron con el cuarto lugar, mientras que Alex Brundle, Renger Van Der Zande y Jakub Smiechowski completaron los cinco primeros puestos.

1-2 de Toyota en el podio de Le Mans, con Alpine en tercer lugar. (Foto: 24 Horas de Le Mans)

Tras una salida fulgurante y el liderazgo en las primeras horas de la carrera, Nyck de vries, Roman Rusinov y Franco Colapinto terminaron 12° en la general.

En la subdivisión LMP2 - Pro/Am, el DragonSpeed de Henrik Hedman, Juan Pablo Montoya y Ben Hanley se hizo con el primer puesto.

Ferrari fue el gran ganador en la clase LMGTE - Pro. La marca italiana, representada por AF Corse, salió victoriosa de la batalla contra Corvette y Porsche en la edición 2021 de las 24 horas de Le Mans. El modelo 488 conducido por Alessandro Pier Guidi, James Calado y Côme Ledogar debió remontar hasta llegar a la punta, donde se mantuvo hasta la bandera a cuadros. Como escolta quedó un Corvette. Antonio García condujo el #63 hasta el final, seguido del Porsche #92 de Kevin Estre.

Y AF Corse repitió la buena actuación y ganó también la clase LMGTE - Am. François Perrodo, Nicklas Nielsen y Alessio Rovera llevaron el Ferrari #83 a la victoria tras la batalla contra el Aston Martin #33 del brasileño Felipe Fraga, Dylan Perera y Ben Keating. Matteo Cressoni completó el top-3 con el otro Ferrari #80.

La próxima ronda del Campeonato Mundial de Resistencia se celebrará en Bahréin el 30 de octubre.