Cadillac y Dallara desarrollarán hypercar en conjunto con el ojo puesto en Le Mans

El nuevo reglamento de los hypercars, que entró en vigencia esta temporada en el Mundial de Resistencia, conquistó a otro fabricante. En este caso se trata de Cadillac, que anunció este martes la decisión de desarrollar un auto capaz de competir tanto en las 24 Horas de Le Mans como en la categoría SportsCar ya en la temporada 2023.

El proyecto lo llevará la marca estadounidense en colaboración con Dallara, tradicional desarrollador de monopostos y antiguo equipo de la Fórmula 1 en la década del ´80. El auto será un LMDh, una división de autos deportivos que también cumple con el reglamento de los hypercars en el Campeonato Mundial de Resistencia.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

"Estamos entusiasmados por competir al más alto nivel del automovilismo con la clase LMDh, empezando ya en 2023", comentó Rory Harvey, vicepresidente de Cadillac. "Al igual que el propio automovilismo, Cadillac está realizando una transición hacia un futuro de propulsión alternativa. La naturaleza híbrida de la normativa LMDh significa que podremos llevar las tecnologías a un futuro 100% eléctrico. Estamos deseando llevar nuestro éxito más allá, llevando la tecnología de la pista a la línea de producción", siguió.

En SportsCar, el principal campeonato de resistencia estadounidense, los hypercars Cadillac serán utilizados por Ganassi y Action Express. Existe la posibilidad de que ambos equipos crucen el océano para competir en etapas del Campeonato Mundial de Resistencia.

Así, Cadillac se suma a la lista de terminales que presentarán hypercars, tanto en el Campeonato Mundial de Resistencia como en SportsCar. Además de Toyota, Alpine y Glickenhaus, ya presentes, Peugeot llevará su bólido a la pista en 2022. Ferrari y Porsche también habían confirmado su regreso, pero sólo en 2023.