Yamaha y Ducati marcan protagonismo y buscan cortar sequía de títulos en MotoGP

La temporada 2021 de MotoGP tendrá a Yamaha y a Ducati luchando por la punta. Mientras Honda vive el mayor paréntesis de victorias en la categoría reina, Suzuki no se ha mostrando como una escudería con potencial, Aprilia coquetea con el podio y KTM ha desaparecido, las dos fabricantes han protagonizado la disputa hasta el momento, con Fabio Quartararo y Jack Miller empatados con dos victorias y Maverick Viñales que desequilibró el marcador a favor de la marca de los tres diapasones con un triunfo.

Las dos fuerzas principales del campeonato, sin embargo, tienen diferentes perfiles: la Desmosedici es conocida por la ‘fuerza bruta’, teniendo la potencia del motor como una gran arma, mientras que la YZR-M1 es más ‘delicada’, famosa por su ritmo en curvas.

Jack Miller y Fabio Quartararo: protagonistas del enfrentamiento entre Ducati y Yamaha (Foto: Divulgación / MotoGP)

El perfil de cada máquina requiere diferentes tácticas de carrera, sobre todo porque Ducati, equipada con dispositivos que cambian la altura de la moto y, por tanto, la carga aerodinámica, tiene una amplia ventaja a la hora de la salida.

La tabla del campeonato refleja esta dualidad, ya que Yamaha y Ducati dominan el top 5. Quartararo lidera la tabla, pero seguido por un pelotón rojo. El francés de Niza suma 80 puntos, solo uno más que Francesco Bagnaia, el subcampeón. Johann Zarco aparece tercero, a 12 puntos del líder, seguido por Miller y Viñales.

Por lo general, también son pilotos de perfiles muy diferentes. Zarco, Viñales y Miller son más experimentados, pero también son diferentes entre sí. Johann tuvo un bajón en su carrera cuando dejó la KTM, pero aprovechó la oportunidad para reconstruirse. Maverick es un piloto que siempre se ha destacado en las clases más pequeñas y lo ha hecho muy bien con Suzuki, pero todavía sigue en deuda con la M1. Jack, por su parte, saltó la etapa de Moto2, pasó directamente de Moto3 a MotoGP y, por tanto, tuvo un camino más arduo para llegar al puesto de protagonista.

Entre los jóvenes, Quartararo fue conocido como el «nuevo Marc Márquez», pero nunca estuvo a la altura del apodo. Al menos en lo que se refiere al Campeonato del Mundo de Motos. Pecco, por su parte, es uno de los más jóvenes de la VR46 Pilot Academy, llegó a la categoría reina como campeón de Moto2 y, poco a poco, ha ido ganando cada vez más espacio, aunque aún le falte la victoria en este año de debut en el equipo de fábrica de Bolonia.

Yamaha cuenta también con Franco Morbidelli, que tras un inicio de año irregular, volvió a ser competitivo desde Portimão y ahora ocupa la octava plaza de la clasificación, a 47 puntos del líder. Con solo 9 puntos hasta el momento, Valentino Rossi parece que no interferirá mucho en la disputa del título.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Quién podría sumarse a la batalla es Jorge Martín. El español ya está con un podio en MotoGP, pero su temporada de debut estuvo marcada por una lesión, que lo mantuvo ausente de las dos últimas carreras, como también lo estará en Mugello. Los otros pilotos de la marca son Enea Bastianini y Luca Marini, quienes, además de novatos, tienen motos obsoletas. Por lo tanto, es natural que no se encuentren a menudo en la disputa.

El punto común entre las dos fábricas es la lucha por el fin de la carencia de títulos. La sequía de Yamaha se remonta a 2015, cuando Jorge Lorenzo fue campeón. Ducati, en cambio, tiene un estante vacío durante mucho más tiempo, ya que el único campeonato se remonta a 2007, en la era Casey Stoner.

Dominante en los últimos años, Marc Márquez está de vuelta en el campo, pero aún lejos de la forma necesaria para la pelea. Sin el seis veces campeón, el concurso parece más abierto, lo que beneficia al espectador, ya que el campeonato es más impredecible y atractivo.

El MotoGP vuelve a la acción el 30 de mayo, con el Gran Premio de Italia, sexta etapa del calendario.