Marc Márquez revela temor con lesiones: “De vez en cuando me pregunto si vale la pena”

Marc Márquez admitió que tuvo que adaptar la conducción a las lesiones y dijo que se cuestiona si merece la pena seguir compitiendo.

Marc Márquez admitió que, de vez en cuando, todavía se pregunta si merece la pena seguir compitiendo en MotoGP. Seis veces campeón de la categoría reina del Campeonato del Mundo de MotoGP, el español admitió que está preocupado y temiendo más lesiones, pero aún cree que los riesgos valen la pena.

El hermano de Alex ha pasado por muchas dificultades en los últimos dos años. En la apertura de la temporada 2020, aplazada por la pandemia de la Covid-19, el español se cayó y sufrió una fractura en el brazo derecho. Un desastroso intento de reincorporarse rápidamente al servicio activo provocó daños en la placa de titanio introducida en una primera cirugía, lo que lo llevó nuevamente al quirófano.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Marc Márquez admitió que teme nuevas lesiones e impactos en la cabeza (Foto: Repsol)

La recuperación, sin embargo, no fue como debería, también por una infección, que solo fue diagnosticada en una tercera intervención quirúrgica, en la que el piloto de Honda también tuvo que someterse a un injerto óseo.

Después de nueve meses y 15 carreras fuera de MotoGP, Marc volvió al servicio, pero sus lesiones no cedieron. El catalán se perdió las dos últimas carreras del año pasado tras un episodio de diplopía derivado de un accidente en un entrenamiento de enduro. En 2022 reaparecieron los problemas de visión, esta vez a causa de una caída en Indonesia.

Para el diario francés L'Equipe, Marc asumió que necesita adaptarse a la conducción a una nueva condición física, ya que el brazo no es el mismo que antes y también necesita evitar impactos en la cabeza.

“Hoy tengo que trabajar mi pilotaje con un brazo que ya no es el mismo. Eso me obliga a usar más las piernas para controlar la moto, aunque sé que tengo que evitar a toda costa un nuevo golpe en la cabeza para evitar posibles problemas de visión”, dijo Márquez. “Si estoy aquí es porque acepto el ritmo. De lo contrario, no hubiera hecho el mejor tiempo bajo la lluvia en Portugal y no hubiera hecho ese tiempo en la clasificación”, señaló.

“Los médicos me explicaron que mi nervio óptico puede sufrir dependiendo de la violencia del impacto, pero también del ángulo del impacto recibido. Cuando me lesioné a finales de octubre, mi cabeza recibió un impacto lateral muy fuerte. Por lo tanto, las consecuencias son muy inciertas”, dijo.

Marc, sin embargo, no ocultó que pensaba en la retirada, sobretodo tras la caída en el warm up de Indonesia, cuando sufrió una conmoción cerebral, no pudo correr en Mandalika y luego volvió a tener un episodio de diplopía.

“Pero me di cuenta de que si lo hacía, nunca volvería a ser como antes. De vez en cuando me pregunto si vale la pena. Pero hasta ahora, la respuesta ha sido sí. Por supuesto, corro muchos riesgos, pero así es como gané ocho títulos mundiales”, concluyó.