Bagnaia, feliz por resultado en Algarve, pero confiesa: "El final fue aterrador"

Francesco Bagnaia celebró su tercera victoria del año y se mostró feliz por el título de Ducati, pero confesó miedo por la bandera roja final.

Uno de los objetivos de Francesco Bagnaia se logró este domingo en el GP de Algarve: el Campeonato del Mundo de Constructores. Tras perder el título ante Fabio Quartararo tras una caída en Misano, el piloto de Ducati hizo valer su pole position. Dominó, de punta a punta, la carrera en el circuito portugués, otorgando el título al fabricante de motos italiano. Para él, fue uno de los mejores fines de semana de su carrera en MotoGP.

"Hicimos un gran trabajo este fin de semana, quizás fue mi mejor actuación en MotoGP. Lo digo porque disfruté de todas las sesiones. El rendimiento de la moto fue increíble desde el primer momento", dijo en rueda de prensa.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Francesco Bagnaia y Jack Miller celebrando el podio en Portimão (Foto: AFP)

Sin embargo, a pesar de que fue el líder de las 21 vueltas de la carrera, eso no significa que no estuviera asustado. La carrera estuvo marcada por una bandera roja en los momentos finales, tras un accidente entre Iker Lecuona y Miguel Oliveira. El portugués abandonó la pista en camilla, pero consciente. Bagnaia explica que estaba feliz por el título, pero preocupado por sus compañeros de pista.

"Disfruté mucho esta carrera. El final fue aterrador, temía que fuera una gran caída [de Lecuona y Oliveira], pero afortunadamente todos están bien. También ganamos el Campeonato Mundial de Constructores, lo cual es muy importante para nosotros, y estamos liderando el Mundial de Equipos. Hicimos un buen trabajo este fin de semana”, concluyó.

En el Campeonato de Equipos, Ducati va por delante con 392 puntos. Yamaha le sigue de cerca, con 364 puntos. MotoGP corre de nuevo el próximo domingo, con la última cita de la temporada, el GP de la Comunidad Valenciana, en Valencia.