Sainz y Leclerc abren camino para que Ferrari vuelva a sonreír en 2022

Tras un año para el olvido en 2020, la temporada 2021 para Ferrari es de resurgimiento, en la que cuenta como gran virtud una fuerte y equilibrada dupla de pilotos compuesta por Carlos Sainz y Charles Leclerc.

Después de una temporada compleja en 2020, Ferrari puede hablar con alivio de su rendimiento este año. Aunque sigue lejos de la lucha por la punta del campeonato, el equipo de Maranello tiene algo para celebrar, especialmente en lo que respecta a las decisiones que tomó para 2021. Actualmente, el equipo está luchando con McLaren por el tercer puesto en el Campeonato Mundial de Constructores. Y aunque todavía está lidiando con la irregularidad de la SF21, la gran fuerza del equipo italiano reside en su dúo de pilotos. Equilibrada, talentosa y competitiva, la combinación de Charles Leclerc y Carlos Sainz es sumamente importante para que los autos rojos vuelvan a soñar con el lugar más alto del podio, especialmente con la nueva normativa de 2022.

Por el lado de Sainz, el español llegó en un momento muy difícil a Maranello. Además de haber vivido su peor temporada desde 1980, Ferrari también tuvo que lidiar con el fin de un vínculo de seis años con Sebastian Vettel: el tetracampeón mantenía la esperanza de volver a los títulos, pero el equipo también se enfrentó a un dominio categórico de Mercedes y a muchos errores. Dentro de este contexto, el hijo de El Matador llegó en el momento justo.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Ferrari presenta en 2021 un dúo fuerte y equilibrado con Carlos Sainz y Charles Leclerc. (Foto: Scuderia Ferrari

Después de 14 carreras, y al mando del Cavallino #55, Sainz tiene 97,5 puntos, 22,5 más de los que tenía en 2020. Es cierto que se despistó y rompió la SF21 en tres de los últimos cuatro fines de semana, pero eso no borra el hecho de que haya puntuado en 12 de las 14 fechas disputadas hasta ahora. Sainz es un símbolo de consistencia en las carreras y la competitividad necesaria que necesitaba Ferrari.

"Carlos se integró muy bien. Está evolucionando carrera tras carrera. También es un faro increíble para Charles, que impulsa a su compañero de equipo cuando las condiciones son más complicadas. Y con más de 80 puntos para cada uno demuestra lo importante que es tener dos buenos pilotos puntuando para el equipo. Estoy muy contento por ello y creo que estos dos nos darán muchas más alegrías", expresó el jefe Mattia Binotto durante el GP de Hungría.

Mattia Binotto está muy satisfecho con el rendimiento de ambos pilotos. Foto: Scuderia Ferrari)

Por lo tanto, la combinación con Leclerc es correcta. Desde 2019, el piloto del auto #16 ya conoce muy bien al equipo, a la fábrica de Maranello y todos los detalles de Ferrari. Pasó por altibajos y se mantuvo firme como el hombre del futuro en la escudería. Y las cifras de 2021 no engañan. El monegasco suma 104 unidades en 14 carreras, siete más que en 2020. ¿Su mejor virtud? El ritmo de clasificación, que lo llevó a dos poles esta temporada y lo hicieron coquetear con el podio en Bakú y Mónaco. Sin embargo, solo pudo sacarle provecho en Silverstone con un segundo puesto tras una carrera consistente. Una prueba que estuvo a punto de ganar, de no haber sido por el adelantamiento final de Lewis Hamilton.

"Estoy muy contento por varias razones. La primera es porque creo que tenemos el mejor dúo de pilotos de la F1. Y la segunda es porque sabemos que Charles es un piloto fantástico, con mucho talento, pero aun así sigue evolucionando, así que estoy muy contento por ello. Tuvo buenas oportunidades para ganar, la primera en Mónaco, pero no ocurrió por las razones que ya conocemos", añadió Binotto.

Como punto negativo, Carlos Sainz acumula varios accidentes recientes, como el que tuvo en el GP de Italia. (Video: Fórmula 1)

Hay que destacar, sin embargo, que hasta el receso veraniego de la F1, la disputa interna era una de las más equilibradas de la parrilla tras 11 rondas: 6×5 para Leclerc era el resultado. Y aunque el monegasco estuvo por delante incluso en las tres últimas carreras -cambiando el cómputo a 9×5-, hay que decir que Sainz terminó, en todas, exactamente dos escalones por debajo de su compañero de equipo. Esa característica demostró que el ritmo de Ferrari puede ser constante y bien aprovechado si encaja sus virtudes en las oportunidades adecuadas.

"A Sainz todavía le falta un fin de semana al 100%, sin errores", afirmó el director italiano, también durante las vacaciones de mitad de año de la Fórmula 1. "Pero, como dije, creo que tenemos un buen dúo y todavía hay mucho potencial en ellos, están progresando, están aprendiendo. Y de nuevo, creo que lo están haciendo bien, pero lo más importante es asegurarse de que progresan continuamente en esta segunda mitad del año y que están preparados para 2022″, finalizó Mattia.

Ferrari y McLaren luchar por ser la tercera fuerza en la Fórmula 1. (Foto: Ferrari)

La calidad de sus pilotos muestran las oportunidades que tiene Ferrari para su futuro. Y Binotto es consciente de ello. Al fin y al cabo, el italiano tiene en sus manos el dúo más equilibrado de la parrilla. Y si sabe utilizar esta fórmula de competitividad y calidad, el equipo tiene una gran oportunidad de volver a la posición de líder. Mucho más que un sexto o tercer puesto: Ferrari quiere volver a la cima. Y 2022 podría ser la clave para ello.

Pero antes de 2022, está 2021. Y la dupla de Sainz y Leclerc no parece querer dejarles un camino fácil a Lando Norris y Daniel Ricciardo de McLaren, aunque el equipo británico venga de una importante victoria en Monza.

De hecho, el GP de Italia es un parámetro interesante para el crecimiento de Ferrari. A pesar de que la clásica pista de Lombardía no tiene las características que le gustan al SF21, los ingenieros pudieron trabajar bien en la puesta a punto del auto. Y los pilotos demostraron esta configuración bien hecha con un fuerte ritmo de carrera. Incluso sin la velocidad en línea recta de sus rivales, Leclerc terminó cuarto, mientras que Sainz fue sexto. Además, el equipo sigue trabajando intensamente en soluciones para este año y el próximo, así como en un motor más eficiente. No es de extrañar que Ferrari haya utilizado a Ímola como pista de pruebas para evaluar componentes y datos entre el circuito y el simulador.

En este momento, Ferrari está haciendo los deberes y preparando bien el terreno para el futuro.