Sainz pone el título mundial como meta en F1: "No estaría feliz en ser un Barrichello"

Carlos Sainz ha admitido que su objetivo principal en la F1 es llegar al título, por lo que no se conformaría en ser un Barrichello dentro del equipo Ferrari.

Carlos Sainz está completando su primer año corriendo para Ferrari. A partir de esta temporada, el español de 27 años divide boxes con Charles Leclerc, el joven monegasco que desde que llegó al equipo, en 2019, viene siendo tratado como la grande joya del presente y del futuro. Pero Sainz no se intimida con la situación de ser compañero dentro del equipo y deja claro que no quiere ser un número 2 de Leclerc, como ocurrió con Rubens Barrichello en relación a Michael Schumacher entre 2000 y 2005.

En un evento promovido por la prensa en Madrid este lunes, Carlos avisó que no piensa en ser una nueva versión del piloto brasileño en la escudería italiana. "¿Si estaría feliz en ser un Barrichello con Schumacher? ¡No, claro que no!".

"Quiero ser campeón del mundo de F1. Es por eso que lucho todos los días, y solo el tiempo va a decir si voy a tener éxito, pero ese es mi objetivo", comentó el piloto madrileño.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Carlos Sainz cree que aun tiene mucho por mejorar en este año de debut con Ferrari (Foto: Ferrari)

Barrichello hizo 102 carreras por Ferrari y, en el periodo entre el 2000 y el 2005, conquistó nueve victorias, 11 poles y fue al podio en 55 ocasiones. Para el equipo más tradicional de la parrilla, Rubens tuvo como mejores resultados los subcampeonatos del 2002 y el 2004, además del tercer lugar en 2001. Entre el 2000 y el 2004, Michael Schumacher acumuló una secuencia dorada con la conquista de cinco de sus siete títulos mundiales. El episodio más emblemático entre los dos pilotos ocurrió en el GP de Austria de 2002, cuando el brasileño, ya en la recta de boxes y muy cerca de la línea de llegada, abrió paso cuando lideraba para proporcionar al alemán la victoria en el circuito de Spielberg.

Sainz, a su vez, hizo una temporada bastante competitiva en este año de debut con Ferrari. En 14 carreras disputadas conquistó el segundo lugar en el GP de Mónaco, como mejor resultado, y heredó el trofeo de tercer colocado en el GP de Hungría tras la descalcificación de Sebastian Vettel. La lucha con Leclerc es pareja: el monegasco suma 104 y es el sexto del Mundial de Pilotos, contra 97,5 de Sainz, séptimo.

El español reveló que no tenía tantas expectativas de llegar a Ferrari, sobretodo debido a la falta de kilometraje con el coche nuevo y con el hecho de todavía no adaptarse al equipo, pero que, después de 14 carreras, ve la situación como mucho mejor, todavía con un largo camino por recorrer.

"Llegué sin esperar mucho de mí, sin colocar en mí expectativas muy altas porque tuvo solo un dia y medio para aprender, en general, como era el coche. Creo que di unas 150 o 200 vueltas antes de la primera carrera. Llegas a un equipo como Ferrari, tienes que aprender como funciona el equipo y en una carrera tengo que pedirme a mi mismo estar a la altura", explicó.

Carlos Sainz dice que no quiere ser un Barrichello con Schumacher en Ferrari (Foto: Scuderia Ferrari)

"Estoy lejos de dar el 100%, pero después veo mi posición en el campeonato y estoy cerca de donde quiero estar y ahí digo: 'Se continúo trabajando así, creo que no va a tardar mucho", destacó Carlos.

Cuando ha sido cuestionado sobre la disputa interna contra Leclerc, Sainz resaltó justamente la proximidad de uno con el otro en términos de rendimiento a lo largo del 2021. "Somos mucho más parecidos de lo que os podéis imaginar. Vemos las informaciones y vemos que uno saca tres centésimas de una curva y otro quita tres centésimas en otra. En la clasificación en Zandvoort, él se quedó 6 milésimas delante de mi. En Monza, colocó media décima", dice el español, consciente de que Charles tiene ventaja en este momento.

"Lo veo en la carrera con más confianza con el coche. No soy todavía el Carlos agresivo de McLaren. No tengo ese último feeling con el coche que me gustaría tener. Quiero ser agresivo y dar ese último paso en términos de arrancada y de adelantamientos", concluyó el español de Ferrari.