Red Bull ataca y dice que rebotes del W13 son "culpa de Mercedes, no del reglamento"

El jefe de Red Bull, Christian Horner, cuestionó el buen rendimiento de Mercedes en el GP de Canadá, afirmando que el porpoising que sufre el W13 es culpa del concepto desarrollado por su rival alemán.

La aparente unidad entre Toto Wolff y Christian Horner contra la decisión de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) de determinar una "directiva técnica" para los coches de la parrilla de la Fórmula 1 con la temporada en marcha duró hasta el GP de Canadá, celebrado este domingo. Después de ver a Lewis Hamilton alcanzar el podio, con George Russell en la secuencia, el jefe de Red Bull cuestionó las constantes quejas de Mercedes contra el reglamento de 2022. En su opinión, el gran problema, en realidad, es la escudería alemana..

La polémica en torno al porpoising -los rebotes de los coches a altas velocidades- cobró aún más fuerza tras el GP de Azerbaiyán, sobre todo porque Mercedes, que es el equipo que más sufre la consecuencia directa de la vuelta del efecto suelo, recibió el apoyo de otras voces, entre ellas las de Esteban Ocon y Pierre Gasly. La FIA decidió entonces actuar, anunciando que determinaría los límites de las oscilaciones verticales, aunque el Mundial de 2022 estuviera en vísperas de su novena prueba.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

La cordialidad entre Wolff y Horner duró hasta el GP de Canadá (Foto: Red Bull Content Pool / Getty Images)

Antes de la carrera de Montreal, tanto Horner como Wolff fueron preguntados por la posición del organismo rector del automovilismo mundial. Los jefes de equipo coincidieron en que la medida debe estudiarse más a fondo y que será difícil de regular. Además, ambos dijeron que el efecto suelo era la razón del problema.

Pero bastó un buen fin de semana de su rival para que Horner cambiara de opinión. "Él [Wolff] está haciendo campaña para cambiar las reglas. Es un poco irónico, porque aquí [en Canadá], los Mercedes saltaban mucho menos y eran bastante rápidos. Creo que su concepto es el problema, no el reglamento", dijo el jefe del equipo austriaco al periódico holandés De Telegraaf.

VER TAMBIÉN
Mercedes ve al W13 más rápido en Canadá, pero frena emoción: "No hemos vuelto"
Red Bull se burla de Mercedes y ve "llanto" en quejas por rebotes: "Forma parte del juego"

La FIA declaró que utilizaría el fin de semana en Montreal para recopilar todos los datos posibles para encontrar una forma de introducir una métrica basada en la aceleración vertical del auto que dé un límite cuantitativo aceptable para las oscilaciones verticales. Todos los equipos tendrán que cumplir con ese número configurando sus monoplazas a la medida.