Red Bull dice «no tener razones para protestar» contra rake dinámico de Mercedes

Red Bull admitió tras el GP de los EUA que no protestará contra el nuevo rake dinámico de Mercedes, que trajeron en las últimas carreras.

Desde el fin de semana del GP de Turquía, Mercedes llamó la atención por ganar rendimiento, especialmente en velocidad final. La diferencia se notaba en comparación a los demás competidores de la parrilla, especialmente con Red Bull. En los últimos días, durante el GP de los EUA de F1, los comentaristas de la cadena Sky Sports analizaron las imágenes de la parte trasera de los Mercedes. Estos mostraron el «salto del gato» del coche de Brackley, lo que se llama también como rake dinámico.

La expresión rake, en términos simples, consiste en la diferencia de altura entre la parte trasera y delantera de un coche. Cuanto mayor es la inclinación de la trasera en relación a la delantera, mayor es el rake. Coches como el Red Bull tienen el llamado rake más alto, mientras Mercedes y Aston Martin, por ejemplo, usan el rake más bajo.

Red Bull mostró preocupación sobretodo después que Mercedes suministrara un nuevo componente del motor, el motor de combustión interna (ICE). En las últimas carreras en Rusia y Turquía hicieron el cambio de esta pieza en los coches de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton. Desde entonces, los W12 presentaron una mejora de rendimiento en términos de velocidad en recta.

Mientras, las cámaras mostraron el llamado rake dinámico en las partes traseras de los Mercedes. El equipo liderado por Toto Wolff logró trabajar el recurso aerodinámico de modo que bajando la trasera del coche ganasen más velocidad. Se trata de un movimiento que recuerda, a grosso modo, el funcionamiento de la suspensión activa. Este invento se consagró con Williams en el FW14B, el ‘coche de otro planeta’, del año 1992.

Pero después de un fin de semana que empezó complicado, pero terminó con una victoria sorprendente en Austin, Red Bull descartó cualquier posibilidad de protestar de nuevo. Así pues, confirmaron que no tienen ninguna queja a presentar sobre el nuevo recurso aerodinámico del equipo de Brackley.

«Nunca dijimos que no creíamos eso legal, por tanto, no habrá absolutamente ninguna razón para protestar», afirmó Christian Horner en una entrevista para el portal holandés RacingNews365.

CHRISTIAN HORNER; GP DOS EUA; RED BULL; F1; FÓRMULA 1;
Christian Horner descartó protestar contra la nueva solución de Mercedes (Foto: Mark Thompson/Getty Images/Red Bull Content Pool)

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Después de lo que se vio en el fin de semana del GP de los EUA, Red Bull buscó hasta minimizar la polémica en torno a este nuevo recurso de Mercedes. Aún así, Horner admite que el sistema puede volver la vida de su equipo más difícil en circuitos dónde la velocidad en recta será fundamental, como el novedoso trazado de Arabia Saudita.

«Es algo que ha sido usado históricamente. Ya vimos eso con ellos en el pasado, pero obviamente lo que vimos en Turquía fue una versión bastante radical de eso. Habrá una influencia mayor en algunas pistas que en otras. Aquí, tuvo un efecto reducido. En un lugar como Jeddah, por ejemplo, puede ser bastante poderoso», explicó.

Por otro lado, Toto Wolff minimizó la influencia del llamado rake dinámico de Mercedes en un rendimiento global. El directivo austriaco habló sobre ganancias pequeñas y dejó claro que no está atento a lo que dicen los rivales.

«Admito, absolutamente, que este es un deporte en el que los competidores siempre van a intentar descubrir si existe algún tipo de bala de plata. Mi experiencia dice que no existe ese tipo de cosa. Siempre son pequeñas ganancias, marginales, que fueron añadidas y que traen rendimiento. Estamos intentando entender, mejorar nuestro coche y añadir tiempo de vuelta sin escuchar mucho el murmuro», finalizó.

A título de comparación, la velocidad final registrada por el marcador de velocidad punta el sábado en la clasificación de Austin mostró diferencias. Hamilton tenía 323,3 km/h de velocidad máxima, contra 322 km/h de Valtteri Bottas. Después venía Red Bull con los 318,4 km/h de Sergio Pérez y los 318,3 km/h de Max Verstappen.

En carrera, no obstante, Mercedes llegó a 326 km/h de velocidad máxima con Bottas, mientras Verstappen hizo 324,2 km/h. Hamilton registró 321,1 km/h y Pérez no subió de los 312,3 km/h. Estas velocidad podían estar alteradas por el uso del DRS, obviamente. La mayor velocidad del fin de semana fue de Lance Stroll con el Aston Martin de motor Mercedes, que hizo 343,8 km/h.