Red Bull critica calendario "agotador" y dice: "La F1 haría 35 carreras si pudiese"

Christian Horner, jefe de Red Bull, ha mostrado su insatisfacción con el calendario de la F1 y criticó su gestión y longitud actuales.

La Fórmula 1 divulgó esta semana que la temporada 2022 será la más larga de todos los tiempos. El objetivo es extender el calendario para 23 carreras el año que viene, una meta que ya estaba prevista para 2021, pero no ocurrió debido a las cancelaciones por la pandemia. Además, el próximo año se realizarán carreras sprint en un tercio de la temporada, en 7 o 8 pruebas como mínimo. Christian Horner, director de Red Bull, no obstante, muestra preocupación con esta faceta de la Fórmula 1. Según él, la categoría podría colocar hasta 35 carreras por año, pero es necesario encontrar un equilibrio para hacer el calendario.

"Es un calendario agotador. Es como en cualquier deporte, hay aquella gran demanda por la Fórmula 1", dijo Horner, en una rueda de prensa. "Tengo la seguridad que podríamos tener 35 carreras si los organizadores consiguieran encontrar un equilibrio, para que no tengamos dos equipos trabajando. Necesitamos tener la seguridad que podemos contar con solo un equipo para la temporada entera", comentó.

"[El calendario] es exigente, sobretodo en estos tiempos de pandemia, con el cambio de calendario y una triple ronda también llegando, además de la difícil logística para el Oriente Medio", siguió.

CHRISTIAN HORNER; RED BULL; GP DA RÚSSIA; SÓCHI;
Christian Horner criticó el calendario de la F1 (Foto: XPB - Pool/Getty Images/Red Bull Content Pool)

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Horner revela que el trabajo dentro de los boxes, con mecánicos e ingenieros, es difícil debido al gran número de pruebas de la Fórmula 1, pero todavía mantienen un clima de harmonía en el equipo. Para el británico, es todo una cuestión de equilibrar las partes, ya que la categoría hoy, en términos de tiempo para el desarrollo del coche, es muy diferente de lo que era hace 15 o 20 años.

"Es duro. Pero creo que la manera como todos los equipos lidian con eso [el calendario apretado] fue fenomenal. Y realmente todavía no tenemos personas que estén diciendo: 'No quiero participar en una carrera", resaltó Horner.

"Hace 15 o 20 años, la cantidad de pruebas que acostumbraban hacer entre las carreras y la cantidad de tiempo que ingenieros, técnicos y pilotos tenían para trabajar en el coche era muy diferente de lo que vemos ahora. Pero es una cuestión de arreglar la proporción, encontrar un equilibrio con ese calendario", concluyó.