Entre la guerra, Mercedes y Red Bull muestran fallas en día sin favorito en Qatar

En el primer día del debut del GP de Qatar, la guerra se da en declaraciones entre los jefes de Red Bull y de Mercedes, y en la pista no hay un claro favorito entre Max Verstappen y Lewis Hamilton.

El primer GP de Qatar de Fórmula 1 tuvo un comienzo intenso. La negativa de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) respecto a la solicitud de revisión del incidente entre Lewis Hamilton y Max Verstappen en el GP de Sao Paulo, celebrado hace cinco días, fue sólo la punta de un enorme iceberg que amenaza con emerger bajo los ya turbulentos mares que rodean la carrera por el título.

Además de la decisión de no abrir el caso, que debería dar lugar a nuevas interpretaciones del reglamento en el futuro, este viernes los entrenamientos libres también estuvieron marcados por un tenso intercambio de amenazas y polémicas entre Red Bull y Mercedes. El alerón trasero del W12 volvió a estar en el centro de las discusiones, y a su vez, la propia escudería austríaca tuvo problemas con su alerón. A esto hay que añadir el hecho de que el Campeonato del Mundo se celebra en una pista nueva en la que la jerarquía es aún incierta. Y cualquier previsión podría caer en saco roto.

Durante gran parte del día, la atención se centró en la guerra entre los dos principales equipos de la parrilla. Por un lado, la escudería siete veces campeona disparó su furia contra las decisiones de la FIA y cree que la competición con los austríacos se convirtió en una lucha de MMA. "No creo que nadie pueda largar con un motor y un alerón ilegal. Hay mucha gente estupenda trabajando en Mercedes y Red Bull. Hay respeto por la capacidad de los demás. Lo que empezó como boxeo olímpico se convirtió en boxeo profesional y ahora es MMA, pero está bien. Estamos en el ring intentando hacer el mejor trabajo posible. Nos ponemos los guantes y luchamos", expresó Toto Wolff, sentado junto a su rival en una tensa rueda de prensa en Losail.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Valtteri Bottas fue el más rápido del viernes de actividades en el circuito de Losail (Foto: AFP)

Y en esa lucha, Mercedes sigue esquivando los golpes de sus rivales, dirigidos al diseño del alerón trasero. Los austríacos entienden que la velocidad en línea recta que alcanzan los autos negros tiene mucho más de trabajo aerodinámico que de potencia del nuevo motor alemán. Para la escudería tetracampeona, sus rivales están fuera de las reglas. La justificación está en una supuesta marca en el alerón trasero.

"Cuando tienes una diferencia de 27 km/h y ves 'marcas' en el alerón trasero debido a lo mucho que se flexionan, está bastante claro para nosotros lo que está pasando", declaró el jefe de Red Bull, Christian Horner.

El dirigente británico sospecha que esta configuración podría estar relacionada con la gran velocidad en línea recta de Mercedes en las últimas carreras. "No escondas eso, si lo vemos en el auto aquí, protestaremos", amenazó el británico.

El RB16B de Max Verstappen mostró un movimiento excesivo en su alerón trasero durante el segundo entrenamiento del GP de Qatar. (Video: F1/DAZN)

"Las velocidades en recta que vimos en México y Brasil, creo que todo el mundo pudo ver que no era una situación normal. Y sí, un nuevo motor, como sabemos con Mercedes, viene con un rendimiento mejorado", añadió.

La respuesta de Wolff no se hizo esperar. "Creo que nos inspeccionaron 14 veces en este caso concreto", replicó el jefe de Mercedes. "La FIA tiene todos los dibujos sobre esto, no existe eso que Red Bull espera que haya. Así que estamos contentos de enviarlo a la FIA y también a Milton Keynes", modificó, refiriéndose a la fábrica de Red Bull.

Horner entonces salió con la réplica: "¿Cómo explicas las marcas en el extremo del alerón trasero?".

"Creo que está dentro de lo permitido y, por tanto, está bien", replicó Wolff.

Christian Horner y Toto Wolff hablaron sobre el incidente en Brasil y la continuación del campeonato hasta la decisión final (Foto: Red Bull)

Y ese ambiente caliente y tenso se trasladó a la pista. Losail es un circuito de 16 curvas que se recorre principalmente a alta velocidad. La pista sólo tiene un punto para el uso del DRS, la recta larga, que es el único punto de alivio de una pista que necesita engomar - sin categorías de apoyo, le tocó a la propia F1 hacer la limpieza de la pista. El día, por tanto, se dedicó a entender esta pista desértica, a recoger datos y a empezar a planificar la clasificación del sábado.

Teniendo en cuenta este criterio, Valtteri Bottas fue el más rápido del día, en los entrenamientos vespertinos, a la misma hora de la definición de la parrilla y de la carrera. Mercedes parecía un poco mejor que Red Bull en las simulaciones de clasificación y carrera, pero es bueno ponerlo aquí: ni Hamilton ni Verstappen corrieron al máximo de su potencial. Pero es absolutamente razonable decir que el orden de fuerzas sigue siendo inconcluso.

No en vano, ambos aspirantes al título tuvieron problemas. En un intento de entender la mejor velocidad de los rivales, Red Bull experimentó con sus alas traseras. Sin embargo, ambos pilotos tuvieron fallos en el RB16B. En varias ocasiones, se pudo observar cómo el alerón trasero se tambaleaba, es decir, se levantaba ligeramente de forma intermitente. Esto ya abrió discusiones en los focos contrarios.

Lewis Hamilton no estuvo rápido en su primer día en Losail. (Foto: Mercedes/ LAT Images)

En cualquier caso, el auto austríaco estuvo bien en los tramos más lentos, especialmente en el último, pero sigue sin poder enfrentarse al Mercedes en línea recta. Verstappen terminó el día en tercera posición, a 0s350 de Bottas. "Es demasiado pronto para decir si podemos luchar por la primera posición. Esperemos a mañana porque todavía tenemos mucho que analizar, todo es muy nuevo", remarcó el holandés, que tiene 14 puntos de ventaja sobre Hamilton.

Y hablando del siete veces campeón, el viernes fue más difícil. A pesar de la ganancia de velocidad en línea recta, Lewis quedó a 0s4 de su compañero de equipo, en cuarta posición. El inglés se preocupa y piensa que está lejos de sus rivales. "Ni siquiera sé cómo de grande es la brecha. Pero definitivamente no estoy cerca", contó Hamilton.

"No hubo ningún problema real, sólo un pequeño daño por golpear un piano, pero nada demasiado grave, espero", comentó el piloto. "Estoy un poco lento, así que hay que entenderlo", advirtió.

El alerón trasero de Mercedes volvió a ser tema de discusión en la F1. (Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

De hecho, Hamilton terminó el día más tranquilo, pero Mercedes entiende que el inicio es prometedor. "Tenemos un poco de trabajo con Lewis, pero es un viernes alentador desde ese punto de vista [Bottas al frente]. Red Bull trabajará en sus problemas, pero tenemos que asegurarnos de que cualquier ventaja que tengamos la mantengamos", añadió Andrew Shovlin.

Sólo hay dos cuestiones pendientes. La primera se refiere a la naturaleza de la pista. A la mayoría de los pilotos les gustaron las secciones de alta velocidad y la larga recta, pero son casi unánimes en que los adelantamientos serán muy difíciles. Y que, por tanto, la calificación será fundamental.

Además, están los límites. La FIA los determinó en varios tramos (curvas 4, 12, 13 y 14 y 16) y a muchos se les eliminaron las vueltas durante los entrenamientos, y esto es algo que también debe entrar en la estrategia de los equipos, así como los pianos, que causaron daños en los coches. Por ahora, la posición de favoritismo está abierta.