Mercedes admite que el W13 “rebota como un canguro” en el GP de Miami

Toto Wolff, jefe de Mercedes, reconoció un bajón de rendimiento del W13 en la qualy del GP de Miami debido a un error en la puesta a punto.

"Sin funciona, no lo toques", suele decir un dicho muy popular. Y quien decidió desoírlo aparentemente fue Mercedes, al querer mejorar la puesta a punto este sábado para la clasificación del GP de Miami. Según la conclusión del jefe de la escudería, Toto Wolff, el empeoramiento entre ayer y hoy en el rendimiento del W13 se debió a los retoques realizados en el monoplaza que evidentemente no resultaron.

Wolff explicó que el auto "no es un poco" más fácil de conducir para los pilotos, pero que el rendimiento del viernes fue realmente bueno. Sin embargo, los cambios empeoraron el rendimiento, y Mercedes volvió a sufrir el efecto rebote esta vez en la pista de Florida.

En el balance, la escudería registró un sexto puesto de Lewis Hamilton, mientras que George Russell, el más rápido del viernes, ni siquiera pasó a la Q3 y finalizó en la 12ª posición.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Toto Wolff admitió un empeoramiento en el rendimiento de Mercedes. (Foto: Mercedes)

"Creo que lo que vimos ayer en la Q2 fue una verdadera actuación, porque logramos aplicar la configuración perfecta. Pero hoy estuvo totalmente fuera de lo que debería haber sido con los experimentos que hicimos", comentó a la cadena de televisión británica Sky Sports en una entrevista.

"Empeoró un poco el auto, sigue rebotando como un canguro. Los pilotos no están contentos. Se puede ver que esa es la razón por la que estamos atrás", aseguró.

"Comprendemos mejor lo que funciona y lo que no. La caída de ayer a hoy nos ha ayudado a comprender. Nunca una sola cosa es responsable del rendimiento o de la falta de él. Ayer teníamos un buen auto en el segundo entrenamiento, pero lo empeoramos y lo entendemos", finalizó.