Mercedes/Red Bull, Hamilton/Verstappen y Wolff/Horner: luchas en F1 están lejos del fin

Joao Pedro Nascimento analiza la evolución de las peleas entre Red Bull y Mercedes, y cómo pueden prender fuego en estas dos pruebas finales.

El tramo final de la carrera por el título de Fórmula 1 de 2021 está prendiendo fuego a medida que se cierra la temporada. Por un lado, Mercedes, capitaneado por Toto Wolff y representado en las pistas por Lewis Hamilton, uno de los más grandes de todos los tiempos. Por otro, el Red Bull de Christian Horner y Max Verstappen, que llega con una sed insaciable de levantar un trofeo con el que ha soñado toda su vida y que nunca había tenido tan cerca. Con solo dos pruebas restantes en la disputa y ocho puntos de diferencia entre los rivales, es probable que el fuego aumente en las próximas semanas.

Las disputas y los intercambios de comentarios dentro y fuera de las pistas se han producido esporádicamente desde el comienzo de la temporada. Sin embargo, desde el momento en que la disputa se volvió más canalizada y el final del campeonato más visible, los nervios están al límite. Cada victoria se volvió más crucial en el viaje hacia la gloria, ya sea en la carrera, en la configuración del coche, cambios de motor, quejas e incluso en las controvertidas discusiones.

Haciendo un recorte principalmente las dos últimas pruebas, disputadas en Brasil y Qatar, sucedieron muchas cosas en poco tiempo. En Interlagos, Red Bull se quejó del ala móvil de Mercedes, que a su vez afirmó haber sido obstaculizada por la mano de Verstappen en el coche de Hamilton después de la clasificación. Una guerra entre bastidores que terminó con el inglés descalificado de la clasificación para la carrera sprint, y Max multado con 50.000€ por violar las reglas del parque cerrado al tocar el coche de su rival.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Camera onboard del coche de Max Verstappen, que muestra el momento en que los rivales se tocan en Brasil (Vídeo: F1 TV)

Como si eso no fuera suficiente, dentro de las pistas la rivalidad también produjo chispas, algo que podría haberse desarrollado en una situación mucho peor para los pilotos. Hamilton atacó a Verstappen por la primera posición en la vuelta 48 en Interlagos y el holandés hizo poco para evitar el contacto entre los dos. Como quedó claro por su cámara a bordo, Max tarda mucho en girar el volante y continuar en la pista, arrojando a los dos fuera de la pista y manteniendo así su posición.

Por mucho que Hamilton consiguiera adelantar y ganar la carrera, es inevitable que el acto conduzca a un mayor deterioro en la relación ya problemática entre los pilotos, que claramente se evitan después de las carreras. El ambiente entre Lewis y Max no es belicoso como lo fue entre el británico y Nico Rosberg, por ejemplo. Sin embargo, los dos no son compañeros de equipo, por lo que también se llevan menos. Además, dentro de los coches, las disputas al límite, e incluso más allá, como en Inglaterra, Italia y Brasil, dejan claro el nivel de rivalidad.

LEWIS HAMILTON; MAX VERSTAPPEN; GP DO CATAR;
Clima entre los pilotos alterna momentos de cordialidad fuera de las pistas com batallas feroces dentro de ellas (Foto: Reproducción/Twitter)

En Qatar, nuevos problemas. Los pilotos de ambos equipos (Verstappen y Bottas) fueron sancionados por no respetar las banderas amarilla. Una decisión que solo se anunció a menos de dos horas antes de la carrera. Horner, jefe de Red Bull, no pudo contener su furia y acusó a un supuesto "comisario tramposo" de ondear las banderas para dañar intencionalmente a Max. Por el acto, ha sido advertido y se ha comprometido a asistir a la reunión de comisarios de la temporada 2022.

No fue la única aparición destacada de Horner durante el fin de semana en Losail. El británico aprovechó una entrevista para enviar un mensaje y darle un toque a Toto Wolff, jefe de Mercedes. Afirmó que mantuvo la clase, sin insultar ni señalar con el dedo. La declaración era una referencia a la celebración de Wolff en Brasil. Cuando Lewis Hamilton ganó después de comenzar décimo, penalizado dos veces en dos días.

TOTO WOLFF; GP DE SÃO PAULO; FIA;
Celebración de Toto Wolff en Brasil demuestra tensión en la batalla por el título y fue criticada por Horner (Foto: Reproducción)

Mercedes ganó ambas carreras, lo que redujo la ventaja de Verstappen de 21 a 8 puntos. Con dos escalones para el final del año, es posible decir que los nervios solo tienden a subir cada vez más. Red Bull está sediento de venganza, después de dos reveses consecutivos en pistas que teóricamente esperaban alguna ventaja. Además, los austriacos todavía parecen no tener respuestas para el motor 'picante' de Mercedes, que se volverá a utilizar en el GP de Arabia Saudita.

El circuito de Jeddah, por cierto, se trata como favorable a Mercedes. Pero lo cierto es que en una temporada en la que tantas predicciones resultaron incorrectas. Solo se podrá saber en Arabia Saudita a quién se adaptarán mejor las características del circuito de Jeddah. Hasta entonces, el equipo alemán está dando los toques finales al que fue el mejor equipo de F1 en las dos últimas carreras. Mientras, Red Bull está compitiendo contra el tiempo para resolver la diferencia encontrada entre los coches, principalmente en Brasil.

F1 2021, GP DA ITÁLIA, MONZA, CORRIDA, ACIDENTE, LEWIS HAMILTON, MAX VERSTAPPEN, BETO ISSA
Lewis Hamilton y Max Verstappen fueron más allá del límite y chocaron en el GP de Italia (Foto: Beto Issa)

En el Mundial de Constructores, tan codiciado por los equipos por la consagración de su trabajo y especialmente por el premio en dinero considerable. Mercedes lidera con una ventaja de 11 puntos sobre Red Bull. La diferencia fue de solo 1 punto después de la carrera en México.

Y dado que todo va más allá de las pistas, el backstage sigue siendo candente. Después de que Toto y Horner dieron entrevistas juntos el fin de semana pasado y el jefe de Mercedes incluso comparó la situación con una "pelea de MMA", cualquier cosa puede pasar allí. La pelea, una de las mejores que se haya visto en el deporte dentro de las pistas, mantiene la tensión también fuera de ellas.

La F1 llega a Arabia Saudita entre el 3 y el 5 de diciembre, y viaja a la última prueba en Abu Dhabi, del 10 al 12. Existe una posibilidad matemática de que Verstappen se asegure el título en Jeddah. Pero la tendencia es que el campeonato se decida en la última carrera del año. La era híbrida se despide de la Fórmula 1 con un final apoteótico. En un final de temporada inimaginable incluso para los más aficionados del automovilismo.