Mercedes avisa que resolvió porpoising y que rebotes son por “autos rígidos”

Toto Wolff, jefe de Mercedes, contó que el problema aerodinámico del equipo está resuelto, y que el rebote actual es por rigidez de los autos

La escena de Lewis Hamilton bajando de su auto después de un doloroso GP de Azerbaiyán fue notable. Los problemas del efecto rebote en Mercedes se acentuaron en Bakú e hicieron sufrir al siete veces campeón, provocando una serie de quejas de pilotos como George Russell, Pierre Gasly y Esteban Ocon sobre la cuestión. Y posteriormente, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) anunció el pasado jueves que planea medidas para limitar la inestabilidad de los autos a altas velocidades.

El denominado "porpoising" comenzó a aparecer ya en las pruebas de pretemporada. El fenómeno, producido por el efecto suelo, fue una consecuencia directa del nuevo reglamento de la Fórmula 1. Algunos equipos afirmaron haber resuelto el problema antes de tiempo, y ahora le tocó a Mercedes sorprender y revelar que ya han encontrado la manera de evitarlo, incluso después de las dificultades en Azerbaiyán. El jefe de la escudería alemana, Toto Wolff, afirmó que el reto aerodinámico está resuelto y que la razón de que los rebotes sigan presentes es la rigidez de los coches.

"Creo que en cierto modo hemos diseccionado lo que definimos como porpoising. El movimiento aerodinámico del auto pudimos resolverlo en Barcelona. El diseño de los coches es realmente lo que está provocando la queja de los pilotos. Los autos son demasiado rígidos. Ir por los pianitos es malo, pasar por las irregularidades es malo y yo diría que ahora, diseccionando este problema, podemos resolverlo más fácilmente", explicó el directivo austríaco.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Toto Wolff, jefe de Mercedes, comentó que los autos son muy rígidos. (Foto: Mercedes/LAT Images)

"Lo que vemos en los autos es que son muy rígidos. Cuando se observan las imágenes a cámara lenta de los dos autos principales y de los Alpine, se ve que están traqueteando sobre los pianitos de una manera muy fuerte. De eso es de lo que realmente se quejaban los pilotos, de la rigidez del coche. Eso es algo que tenemos que estudiar: cómo podemos reducir ese impacto. Y, por supuesto, cuanto más suave sea la pista, mejor. Cuanto más pequeñas sean las barreras, menos veremos este fenómeno", comentó Toto.

En Barcelona, Mercedes tuvo menos problemas y estuvo más cerca de Red Bull y Ferrari. Después de tres carreras en circuitos más accidentados, el GP de Gran Bretaña en Silverstone puede volver a meter al equipo alemán en la lucha. El equipo se centra ahora en ser capaz de generar más presión aerodinámica con un coche más alto en relación al suelo.

"Creo que sólo tenemos que poner más carga aerodinámica y hacerlo con un auto que no sea tan bajo como esperábamos. Tenemos una dirección clara, podemos ver los otros autos más arriba. Y así es como tenemos que encontrar el rendimiento", concluyó Wolff.