Leclerc admite confusión a la hora del pitstop en Turquía: “Sin arrepentimientos”

Charles Leclerc llegó a liderar el GP de Turquía y a soñar con una victoria heroica sin hacer paradas en boxes. Sin embargo, esa audacia derivó en una estrategia equivocada, que privó al monegasco de un podio.

Incluso con un Mercedes a un ritmo fuerte y con Max Verstappen en el segundo lugar, hubo una pequeña ventana de unas pocas vueltas en las que fue posible creer que Charles Leclerc podría ganar este domingo el GP de Turquía. Sin embargo, esta coyuntura no duró mucho. Tras vislumbrar una carrera sin paradas en boxes, sucumbió frente a Valtteri Bottas, decidió hacer un demorado pitstop y terminó cuarto. Las cosas salieron mal en Ferrari, aunque el monegasco sólo culpó a las circunstancias.

Leclerc admitió que hubo cierta confusión. Tras la parada de los líderes, el #16 quedó por adelante a unos 6s y rodando a un ritmo muy razonable respecto a Bottas, que tenía neumáticos nuevos. Incluso preguntó si podía llegar al final de la carrera con esos neumáticos a falta de 18 vueltas. Sin embargo, Bottas mejoró su ritmo luego de que se calentaran sus neumáticos, y superó a la Ferrari sin mayores complicaciones. Posteriormente, Leclerc se detuvo en boxes a cambiar sus ruedas.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Charles Leclerc llegó a liderar la carrera, pero otra vez se quedó con las mano vacías. (Foto: Scuderia Ferrari)

"Fue un poco raro. Creo que fue lo mismo para todos. Eso es lo que nos confundió un poco a la hora de la parada en boxes. Iba con neumáticos usados y me avisaban por radio del ritmo de las vueltas de Valtteri, que no iba rápido. Pensé que podría mantenerme delante de él, pero durante las siguientes siete vueltas tuvimos muchos problemas con el desgaste. Cuando empieza a degradarse el neumático se pierde mucho tiempo", declaró el de Ferrari.

"Cuando eso ocurrió, supimos que teníamos que parar. Así que lo hicimos, pero era demasiado tarde y seguí tratando de hacer funcionar los neumáticos intermedios durante las últimas diez vueltas. Pero nunca sucedió. Nos faltó el podio", continuó.

Durante los últimos giros, fue él propio Leclerc quien tuvo problemas para calentar los neumáticos. Así, el monegasco fue superado por Sergio Pérez y terminó en cuarto lugar.

"No me arrepiento de nada, porque la comunicación en Rusia no fue muy buena, pero hoy ha sido estupenda y me han dado una visión clara de la carrera. Pero al final no valió la pena. Normalmente intentamos convencernos de una parte a otra y acabamos encontrando un denominador común con lo que creemos que es correcto. Así que no hay que lamentar nada", concluyó.