Villeneuve critica a Wolff y FIA por norma: "Coche malo es problema de Mercedes"

Jacques Villeneuve detonó contra el trabajo de Toto Wolff en Mercedes por defender la medida de la FIA que busca combatir el porpoising.

Campeón del mundo de Fórmula 1 en 1997, Jacques Villeneuve fue otro de los que se subió al carro de las críticas sobre Mercedes y la decisión de la FIA de lanzar una directiva técnica para controlar el porpoising en los coches de F1 de 2022. La Federación anunció la implementación de un límite de balanceo en los coches, lo que generó críticas de varios equipos como Red Bull y Ferrari.

En una columna publicada en el portal web holandés Formule1.nl, Villeneuve criticó al jefe del equipo, Toto Wolff, citando que los rebotes es un problema de Mercedes, no de la FIA. Wolff respondió a las críticas recientes de los directores rivales durante el fin de semana del GP de Canadá.

"Toto Wolff y su campaña me han impresionado menos. Siempre han hecho todo lo posible para mantener la ventaja a lo largo de los años. Ahora construyen un coche malo y ese es su problema, no el de la FIA. Otros equipos lo han resuelto. ¿Por qué ahora debería ser castigado con un cambio de reglas?", escribió Villeneuve.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Jacques Villeneuve (Foto: Rodrigo Berton/Grande Prêmio)

Además de seguir culpando a Mercedes por los defectos del W13, Villeneuve también criticó el argumento de Wolff sobre el problema de salud de los pilotos. El siete veces campeón del mundo Lewis Hamilton abandonó el GP de Azerbaiyán, celebrado el pasado 12 de junio, quejándose de fuertes dolores de espalda.

"Creo que Mercedes encontró algo ahora, como si estuviera listo. Se balanceaban menos y eran rápidos, y ciertamente no levantaron el coche, pero no entiendo las quejas constantes. Las carreras son peligrosas, inhalando carbono de los frenos son malos para la salud, como la fuerza G y la deshidratación durante una carrera larga y calurosa. Nadie obliga a Mercedes a rebotar el coche de esa manera", concluyó.