¿Hamilton o Verstappen? Imposible indicar un favorito al título de Fórmula 1 2021

Separados por apenas ocho puntos en el Mundial de Pilotos, cuando restan apenas dos fechas para el final de la temporada, el duelo entre Lewis Hamilton y Max Verstappen está más abierto que nunca.

En otra impresionante actuación, Lewis Hamilton se impuso en el debutante GP de Qatar y recortó la distancia que lo separa de Max Verstappen a sólo ocho puntos, a falta de las carreras de Arabia Saudita y Abu Dhabi para cerrar un campeonato espectacular, el mejor de la era híbrida en la Fórmula 1. Aunque vio cómo su rival celebraba una nueva victoria, Verstappen pudo asegurarse un importante segundo puesto y el punto extra de la vuelta rápida, que ahora gana aún más peso para la definición del título mundial. El escenario es el siguiente: si el británico se lleva la siguiente etapa y Max repite la actuación del domingo, entonces los dos aterrizarán empatados en Yas Marina para la carrera final. Esto siempre y cuando Lewis también marque la vuelta rápida.

Esta posibilidad por sí misma ya es encantadora y posible, dado el poderío técnico de los dos principales equipos de la parrilla en estos momentos - es cierto que el holandés vivirá el primer match-point de la temporada, pero necesitaría ganar y esperar una carrera sin puntos de su rival. Aun así, es sorprendente darse cuenta, más aún en una Fórmula 1 que tiende al dominio de una sola marca, de lo mucho que Mercedes y Red Bull, Hamilton y Verstappen, se turnaron en el liderazgo y la superioridad de sus monoplazas a lo largo de 2021, algo ciertamente inédito en esta época de motores V6 turbo.

Este fin de semana, por ejemplo, el auto negro era la fuerza a batir. La escudería comandada por Toto Wolff jugó con los nervios del adversario. Bien por un alerón trasero vigoroso, o bien por no utilizar un motor venenoso que se reserva para momentos especiales. Pero no siempre fue así.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Lewis Hamilton, ganador de punta a punta en el GP de Qatar. (Foto: Mercedes/LAT Images)

De hecho, hace sólo unas semanas, era la siete veces campeona la que se calentaba la cabeza con la astucia de su rival. Después de encontrar rendimiento en Turquía, Mercedes se enredó de maravilla en Estados Unidos, donde se vio cómodo al principio. Sin embargo, Red Bull aprovechó una estrategia atrevida y a un Max extraordinario que hizo gala con sus neumáticos. En México, los austríacos hicieron valer la altura, mientras que en Brasil Mercedes devolvió el golpe con una quinta versión del motor, sin olvidar la histórica exhibición de Hamilton, que sigue quitándole el sueño a sus rivales. Aquí hay que añadir que Interlagos parecía una pista predilecta para Red Bull. Un golpe de escena, similar al que sufrió Mercedes en Austin, que resultó doloroso.

En Qatar, Mercedes pudo mantener la fase estelar de São Paulo. Incluso sin usar el motor venenoso que implementó en la pista brasileña, Hamilton consiguió una sensacional pole position. Largó bien y sólo vio a su competidor cuando estacionó detrás suyo en el parque cerrado. Pero Verstappen, como ocurrió con el siete veces campeón, supo controlar los daños. Tras salir séptimo, debido a una sanción por ignorar las banderas amarillas en la Q3, Max remontó desde la primera vuelta y, antes de completar cinco vueltas, ya era segundo.

Cuando se dio cuenta de que no tendría ninguna posibilidad de llevar la lucha a un nuevo encuentro con su rival, el líder del campeonato se cuidó y aprovechó una última oportunidad para marcar la mejor vuelta de la carrera y llevarse otro punto. De esta carrera, además de otro cambio en el orden de fuerzas, también quedó muy claro que Hamilton y Verstappen ruedan en una liga superior, incluso en comparación con sus compañeros de equipo.

Max Verstappen mantiene una pequeña ventaja sobre Lewis Hamilton en el campeonato. (Foto: Getty Images/Red Bull Content Pool)

De todos modos, esta fecha de Losail este domingo, resumió bien la temporada, desde la disputa sobre el asfalto hasta en las polémicas. Sí, porque una buena pelea también necesita algunos ida y vuelta fuera de la pista. En este caso, más dirigido por los jefes que por los propios pilotos. Pero, aun así, es divertido.

Pero es necesario tomar una lección de una vez por todas. A lo largo del año, fue muy tentador señalar a los favoritos. Cada vez que el péndulo del campeonato giraba hacia el otro lado, daba la impresión que era algo definitivo. Pero eso nunca fue más engañoso que ahora. La realidad es que no es posible indicar el próximo ganador, el piloto campeón o la escudería campeona. No se puede, y hay que aceptarlo.

Se trata, sobre todo, de una temporada igualada. Mercedes tiene sus armas, que ahora parecen decisivas para que Hamilton tenga la condición de alcanzar su octavo título en la Fórmula 1. Sin embargo, siempre es prudente equilibrar el poder de reacción y la inteligencia de Red Bull, que tiene en Verstappen el corazón de todo.

No se le puede pedir mucho más a esta brillante temporada 2021.