GP de Miami acepta críticas y dice que "hará los cambios necesarios" para 2023

Tom Garfinkel, jefe del GP de Miami, dijo que las críticas a la pista no son buenas y, por eso, no se negará a hacer cambios para 2023.

El primer GP de Miami en la historia de la Fórmula 1 se disputó el pasado fin de semana y, pese al gran evento en torno al Hard Rock Stadium, algunos pilotos opinaron sobre la quinta prueba del calendario. La pista en sí incluso fue lo más comentado.

En las primeras sesiones de entrenamientos, el viernes, se pudo comprobar lo difícil que era mantener el coche -a alta o baja velocidad- dentro de la pista. Casi todos los pilotos cometieron errores, y algunos acabaron contra el muro, como Carlos Sainz y Valtteri Bottas. Además, otro tema abordado fue el de los adelantamientos, ya que era necesario tomar la parte sucia de la pista para pelear posiciones.

El jefe del GP de Miami, Tom Garfinkel, admitió que no es bueno tener ese tipo de problema. Pero destaca el trabajo de buscar soluciones con la F1 y la FIA para futuras carreras.

“La superficie la estamos evaluando. Queremos asegurarnos de hacerlo bien porque, obviamente, si no pueden salir de la línea de carrera, no habrá tantos adelantamientos, y eso no es bueno", dijo.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Pilotos reclamaram bastante da pista de Miami (Foto: Mercedes)

“No soy el diseñador de la pista, pero la dirección que quería era tener la mayor cantidad de adelantamientos posible. Cuando se pasa a alguien, se vuelve a pasar. Vamos a echarle un buen vistazo y hacer los cambios necesarios, si es necesario, para hacer que la pista sea lo mejor posible", agregó.

Garfinkel también afirmó que pueden modificar el circuito para 2023 si es necesario. Aunque la pista se creó para desafiar a los pilotos, entiende que algunas secciones, como la chicane, por ejemplo, pueden no haber dado lo que se esperaba.

“Estamos abiertos a cambiar lo que sea necesario para mejorar la pista. No sé si comunicamos bien por qué y dónde existe [la chicane]. Era un mal necesario, por así decirlo, hacer que la pista fuera lo suficientemente grande", explicó.

"Creo que al hablar con algunas personas de la F1 y la FIA, existe la oportunidad de cambiar eso un poco para hacerlo mejor", concluyó.