FIA niega irregularidad en motor Mercedes después de pedido de revisión de Red Bull

Tras un reclamo de Red Bull, la Federación Internacional del Aitomóvil (FIA), negó cualquier tipo de irregularidad con el motor Mercedes tras su evolución mostrada en las últimas carreras de la temporada de Fórmula 1.

Tras notar una gran mejora de Mercedes en aceleración en recta desde el GP de Gran Bretaña, Red Bull empezó a sospechar. Presumiendo que podría haber alguna ilegalidad por parte del equipo alemán, la escudería austríaca solicitó a la FIA que revisara los componentes del motor W12. Y tras la conclusión de los análisis, Helmut Marko, asesor del equipo austríaco, reveló que la entidad no encontró ninguna irregularidad.

"Todo esto está aclarado por la FIA y hay que respetar lo que decida", expresó el dirigente en una entrevista con Motorsport-Magazin.

La sospecha de Red Bull comenzó ante la enorme ventaja que Mercedes desarrollaba a la salida de las curvas lentas, que neutralizaba la velocidad final en recta de los austríacos. La conjetura para los ingenieros del equipo de bebidas energéticas, era que existía una cierta ventaja en el intercooler.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Sergio Pérez y Lewis Hamilton protagonizaron un gran duelo en el GP de Turquia (Vídeo: F1)

Según una explicación de la revista Auto Motor und Sport, el intercooler comprime el aire normalmente desde los 100 °C hasta la temperatura ambiente. Sin embargo, en estas condiciones, también es posible disminuir 10 °C más. En el rango de carga parcial - con velocidad baja o moderada - las temperaturas son normalmente más bajas. Y aquí, como el aire frío es más denso que el aire caliente, obliga a quemar más combustible, lo que se traduce en un mejor rendimiento. Por lo tanto, si el motor puede reservar esa proporción de aire frío para el primer rango de carga completa -es decir, al salir de un sector con velocidad muy baja-, tiene ventaja en el proceso de aceleración.

No solo Red Bull, sino también Ferrari creía que Mercedes separaba el aire frío del caliente durante un tiempo para la aceleración. Y la creencia era que lo hacía ocultando el aire por un camino entre el intercooler y el plenum, capaz de erogar hasta 20 caballos más en fase de aceleración.

Sin embargo, nada de esto es ilegal. La duda de Red Bull pasaba por el punto en que se podía refrigerar el aire conducido al plenum. Y además, si el sensor responsable de esta medición estaba en una parte en la que se podían determinarse los valores con precisión.

Pero ante la negativa de la FIA, Red Bull sigue luchando con el equipo alemán únicamente en la pista. Y aunque Max Verstappen recuperó el liderazgo del Mundial de Pilotos en el GP de Turquía, sólo seis puntos lo separan de Lewis Hamilton. Además, Mercedes continúa liderando el campeonato de constructores, con 433,5 puntos.