Ferrari muestra solidez en día marcado por la tensión de Haas en Barcelona

El segundo día de pretemporada tuvo a Ferrari como protagonista en la pista y a Haas como foco de atención negativo en el Paddock.

El segundo día de pretemporada empezó con unas condiciones parecidas a las del miércoles. Un poco más de calor nada más arrancar los motores, pero cielos despejados que prometían una productiva jornada en el trazado catalán. No obstante, el centro de atención en el Paddock parecía ser otro ya de buena mañana. Las noticias sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia encendía todas las alarmas a nivel mundial. Una guerra podría estar cerca de explotar al lado de Europa, e involucrando un país que acoge la Fórmula 1 en septiembre, que tiene un piloto en la parrilla y un fuerte patrocinador detrás. Demasiada relación para quedar desapercibido.

Y así fue, todas las miradas y todos los comentarios se centraron en el que fue el tema del día, más allá de lo que ocurría en la pista. El motorhome de Haas amanecía con las imágenes de televisión sobre los ataques rusos en Ucrania, una paradójica imagen. Más allá de eso, el motorhome del equipo parecía desierto. Sin invitados, sin empleados más allá de la hora de la comida, un clima bastante serio y pesado para el equipo norteamericano. Los rumores sobre la posible salida del patrocinador de Mazepin, Uralkali, se iban expandiendo por la zona del Paddock. Ante ello, la Fórmula 1 decidía retirar al jefe de la escudería, Guenther Steiner, de la rueda de prensa que había programada para el parón de la comida.

Una situación inusual y totalmente extraña rodeaba la actividad en pista, que durante la mañana también fue bastante escasa a nivel general. Durante la primera hora y cuarto ni Mercedes ni Red Bull hizo acto de presencia, un hecho bastante extraño tras lo visto en el día de ayer. Aún así, los dos equipos saltaron prácticamente en paralelo e hicieron un trabajo similar, al menos en número de vueltas. 40 para los alemanes y 38 para los austriacos, ambos corrieron solo más que Alfa Romeo, que continúo con sus problemas en el coche.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Ferrari cerró el día con buenas sensaciones y el mejor tiempo de la jornada (Foto: Eric Calduch / GRANDE PRÊMIO)

Por otro lado, tanto por la mañana como por la tarde tuvimos cuatro equipos muy activos y haciendo largas tandas de vueltas. Ferrari, Alpine, McLaren y AlphaTauri, todos ellos cerraron la mañana con más de 60 vueltas, llegando a cifras mucho más significativas por la tarde. Los de Faenza, por ejemplo, llegaron a las 147 vueltas con Pierre Gasly, que demás cerró el día con el segundo lugar. El francés hizo un 1:19.918 con el compuesto C4, y se quedó a menos de tres décimas del hombre del día, Charles Leclerc.

Ferrari mostró solidez pero aún es pronto para lanzar elogios a los italianos. El equipo parece que está encontrando las soluciones en un coche que corre, no se está rompiendo y está permanentemente haciendo los tiempos más rápidos. Aún así, las voces que corren por el Paddock dicen que los italianos se están reservando, la potencia está por debajo de lo posible para evitar fallos de un motor que podría ser frágil en cuánto a fiabilidad. La importancia de Barcelona es la recopilación y la correlación de datos para poder ver que está todo en su sitio y que lo que ven en la fábrica se reproduce en pista. Si apretasen y se rompiese el coche, ahí es cuando podrían venir los dramas en una semana como hoy. Necesitan rodar, es lo único significante a día de hoy, y Ferrari lo está haciendo muy bien.

Leclerc cerró el día con el mejor tiempo, un 1:19.689, que logró hacer con el compuesto C3. Lando Norris ayer y Pierre Gasly hoy, son los únicos que han logrado bajar al 1:19, aunque haciendo ese tiempo con el compuesto C4. Se puede apreciar a simple vista que nadie busca cerrar vueltas rápidas, al menos durante estos dos primeros días. Las tandas de la mayoría de pilotos son de bastantes vueltas, motores rebajados de potencia, probando diferentes piezas y buscando tener una regularidad más allá que un registro veloz.

Alfa Romeo continuó experimentando problemas en su coche pero logró rodar más que ayer (Foto: Eric Calduch / GRANDE PRÊMIO)

La cruz del día ha sido, sin duda, Red Bull. Sergio Pérez se montaba al RB18 por primera vez y no tuvo la mejor de las fortunas. El mexicano fue el causante de la primera bandera roja del día, deteniendo el coche en el tercer sector del circuito. El origen no parecía claro del todo, aunque todo indicó una rotura en la caja de cambios del Red Bull. Este problema dejó al mexicano fuera del coche mucho rato, perdiendo casi toda la tarde, y volviendo solo a falta de una hora para el final. Red Bull solo sumó 78 vueltas, no es nada alarmante, pero viendo la maratón de giros del resto de equipos, realmente sabe a muy poco. No son buenas noticias para Red Bull, pero mañana tienen todo un día entero para recuperar lo perdido hoy.

Misma situación para Alfa Romeo, quién siguió arrastrando la mala suerte del día anterior. Valtteri Bottas no pudo rodar prácticamente en toda la mañana, haciendo solo 21 vueltas. La sensación es de que los de Hinwil van con restraso, que las cosas no están funcionando y que serán difícil de hacer funcionar. Aún así, no todo fueron malas noticias, por la tarde el debutante Guanyu Zhou logró completar 71 vueltas que serán vitales para su adaptación a la categoría. El chino necesita rodar, y mucho, para llegar preparado a la primera carrera en Baréin, y esos problemas con el coche no ayudan nada.

Otros que han tenido problemas han sido los chicos de Haas, quiénes no se han escapado de los problemas. Un fallo en la bomba de combustible hizo detener a Nikita Mazepin al inicio de la tarde. Curiosamente se quedó parado a escasos metros de dónde le observaba Mick Schumacher desde los viales de la pista, algo que de bien seguro no gustó al alemán. Aún así, a pesar del problemas y de las incógnitas que rodean al equipo por el conflicto ruso, los norteamericanos cerraron el día superando el centenar de vueltas y pudiendo recoger información muy valiosa. Por lo menos, la sensación inicial no es de que serán con seguridad el equipo de cola de la Fórmula 1, algo que a día de hoy podríamos pensar de Alfa Romeo...

Nikita Mazepin causó la segunda bandera roja del día en Barcelona (Foto: Eric Calduch / GRANDE PRÊMIO)

Mercedes también cerró una buena tarde con George Russell al volante, y es que la mañana no fue muy productiva y tuvieron que recuperar tiempo. El W13 sigue mostrando solidez y fortaleza, sigue siendo uno de los equipos más expectantes y las cosas siguen yendo por el buen camino. A pesar de no destacarse mucho ni en resultados ni en número de vueltas, los de Brackley no descansan y siguen probando diferentes piezas en el coche. Hoy destacó la aparición de branquias en los laterales, un formato que parece que se están empezando a acomodar entre la mayoría de los equipos.

Alpine, McLaren y AlphaTauri dedicaron el día a hacer una gran maratón de vueltas. Y es que realmente sorprendió la gran cantidad de kilometraje que están logrando hacer los equipos. A excepción de Red Bull y Alfa Romeo, los otros ocho equipos superaron el centenar de vueltas a lo largo del día. No obstante, puede tener una explicación. Y es que se rumorea por el Paddock que los equipos están corriendo a medio gas, sin poner toda la potencia de sus motores. El riesgo a romper piezas del coche, especialmente del motor, es muy grande, pues estos tres días de test destaca la importancia de recopilar datos e información en pista, más allá de ver el rendimiento real de los coches, algo que podrán ver en pocos días en Baréin. Allí es donde realmente pueden empezar a llegar los problemas mecánicos y los dramas entre equipos.

Pocas conclusiones podemos sacar de estos dos días de test de pretemporada. La sensación es que nadie sabe nada, nadie sabe dónde puede estar cada uno y todo el mundo está escondiendo las prestaciones reales de sus coches. La fiabilidad es un miedo que puede acabar llegando y atacando a ciertos equipos, pese a estar rodando mucho estos días. Ferrari muestra solidez, pero al igual que McLaren, Mercedes y otros equipos. Pocos problemas, mucho kilometraje y con un ambiente centrado en el conflicto ruso, que tendremos que estar pendientes de qué capítulos están por venir. ¿Qué ocurrirá con Sochi? ¿Y con Haas? Todo es realmente una incógnita, habrá que tener paciencia para ir despejándolas.

GRANDE PRÊMIO cubre la primera semana de pruebas de Fórmula 1 en el Circuit de Barcelona-Catalunya con Eric Calduch. Además, GP sigue toda la actividad en VIVO y EN TIEMPO REAL. La segunda ronda de pruebas del jueves comienza en el horario vespertino de Barcelona.