Ferrari acusa a la FIA de infringir normas con directiva técnica sobre rebotes

Mattia Binotto dijo que incluso si la FIA decide hacer cambios en el reglamento por razones de seguridad, la decisión debe ser aprobada por el Consejo Mundial del Motor.

La sugerencia de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) de permitir a los equipos introducir un soporte extra para aumentar la estabilidad del suelo del coche ya en el fin de semana de Canadá no fue bien aceptada en la parrilla. Ferrari incluso acusó a la entidad de infringir el reglamento con la directriz técnica, ya que la normativa permite el uso de un solo soporte y, por tanto, sería necesaria una aprobación del Consejo Mundial del Motor para ello.

Tras el GP de Azerbaiyán, la FIA decidió intervenir en el porpoising que viene afectando a los equipos -Mercedes en particular- desde la pretemporada, determinando límites a las oscilaciones verticales de los coches en la pista. Como todavía tiene que estudiar cómo se hará esta intervención, permitió a los equipos utilizar en Canadá un soporte extra para el suelo como hizo Mercedes en los entrenamientos, pero la actualización realizada por los alemanes no gustó a los rivales, que amenazaron con protestar. El equipo de Brackley decidió, por tanto, retirar el aparato del W13.

▶️ ¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Ferrari se ha pronunciado sobre el lanzamiento de otro soporte para el suelo del coche en Canadá (Foto: Ferrari)

Mattia Binotto argumentó que las directrices técnicas sólo deben servir para aclarar la normativa, no para modificarla, como el soporte extra del suelo en este caso. "Para nosotros, las directrices técnicas no son aplicables", dijo el jefe de Ferrari tras la carrera del domingo. "Es algo que mencionamos a la FIA, y la razón es que una hay directiva técnica para aclarar el reglamento o vigilarlo de alguna manera, no para cambiar el reglamento", subrayó. "No se puede cambiar la normativa mediante una directriz técnica. Eso es la gobernanza", subrayó el italiano.

La FIA podría introducir un cambio en el reglamento sin la aprobación de los equipos por motivos de seguridad. No obstante, tendría que ser ratificado por el Consejo Mundial del Motor. La próxima reunión del organismo será a finales de junio, antes del GP de Gran Bretaña. De esa maneira, el cambio podría aplicarse a la siguiente ronda del Campeonato Mundial de F1 de 2022.

VER TAMBIÉN
Sainz lamenta haber "desperdiciado" real oportunidad de victoria: "Era más rápido"
Leclerc niega estar preocupado por victorias de Verstappen: "Sé el ritmo que tengo"
Ferrari ve necesidad de “fin de semana perfecto” para batir a Verstappen

"Incluso por razones de seguridad, ¿qué tiene que hacer la FIA? Primero, consultar al TAC [Comité de Asesoramiento Técnico], cambiar el reglamento e ir directamente al Consejo Mundial para su aprobación formal sin necesitar la aprobación de los equipos por razones de seguridad. Pero no se cambia la normativa con una directriz técnica. Así que enviamos a la FIA que, para nosotros, esta DT no era aplicable", continuó Binotto.

En cuanto al porpoising, un problema que surgió a raíz del regreso del efecto suelo esta temporada, Binotto está de acuerdo en que es una cuestión que debe evaluarse cuidadosamente en nombre de la salud a largo plazo de los pilotos. Sin embargo, cree que, al ser todavía el primer año con la nueva normativa, el fenómeno puede resolverse sin la intervención de la FIA.

"El porpoising es algo que tendremos que abordar en el futuro y tratar de reducirlo, y para ello puede que haya que hacer cambios técnicos. Pero hasta ahora no ha sido un problema tan grande. Está relacionado con la pista. Los coches se seguirán desarrollando. Es una cuestión técnica que hay que discutir, y la pregunta que queda abierta es cómo lo haremos", concluyó Binotto.