El podio de Alonso en Catar trae de nuevo la ilusión por la F1 en España

Eric Calduch analiza cómo el podio de Fernando Alonso ha vuelto a traer ilusión, esperanza y ganas de volver a ver la Fórmula 1 en España.

Fernando Alonso fue el gran protagonista del pasado GP de Catar. El piloto asturiano defendió con uñas y dientes la tercera posición de la carrera. Pese a no tener un coche a la altura de ese resultado, logró llegar hasta el podio. Un podio especial y diferente, pues es el 98º de su trayectoria en la Fórmula 1. Y es que este número de podios se ha buscado alcanzar desde hace más de siete años, cuando subió celebró con champagne un resultado por última vez. Fue en el GP de Hungría de 2014, aún con Ferrari, y ya hace de ese momento 7 años, 3 meses y 25 días. Se trata de la 2ª distancia entre podios más grande la historia, solo detrás de Alexander Wurz entre 1997 y 2005.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

La lucha entre Fernando Alonso y Sergio Pérez tuvo en tensión a todos los aficionados durante buena parte de la carrera (Foto: Red Bull)

Alonso fue el encargado de expandir la Fórmula 1 en su país natal, España. Desde entonces, el país vivió años de mucho seguimiento y mucho impacto mediático de la categoría reina. Una vez los resultados dejaron de acompañar tras su paso por McLaren, la audiencia, el seguimiento y el número de aficionados bajó drásticamente. Hoy, un día después del esperado podio, parece que España haya recuperado la ilusión y las ganas de ver la F1 de nuevo. Récords de audiencia, tendencia en redes sociales y la sensación de que todo el país celebró con efusividad la inesperada llegada de Fernando al podio de Losail. Eric Calduch analiza en el siguiente video el impacto que ha tenido el podio de Alonso dentro de España y el gran recibimiento que ha tenido.

Siguiendo el camino de 'El Plan', Fernando Alonso empieza la búsqueda de nuevos horizontes e, incluso, soñar con el tricampeonato. Una hazaña difícil de lograr a sus 40 años, pero que ningún otro piloto podría generar tanta expectación mediática por, al menos, intentar lograrlo. Gracias a la vuelta de Alonso y a la ascensión de Carlos Sainz, España puede prepararse para un segundo renacimiento de la F1 en el país. Se acerca la remontada de las audiencias, del seguimiento del deporte y, por que no, de posibles grandes hazañas de sus pilotos nacionales.