Brawn confía en nuevas reglas de F1, pero no descarta zonas grises: “Nunca se sabe”

Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, contó que la categoría trabajó para evitar zonas grises que den ventajas en el nuevo reglamento.

El director deportivo de la F1, Ross Brawn, es optimista y cree que su equipo logró cubrir todas las lagunas posibles del nuevo reglamento técnico de la categoría, que entrará en vigor esta temporada. Por supuesto, cada escudería tiene su propia interpretación de las reglas y el caso de Brawn GP en 2009 -dirigida por el propio británico- aún está fresco en la mente de los aficionados.

En ese momento, Brawn investigó la normativa que estaba en vigencia en la F1 y encontró una zona gris que permitía el concepto del doble difusor. Y así, con este elemento, el equipo consiguió una ventaja absurda en el campeonato de 2009. Finalizada la temporada, la escudería ganó el Campeonato Mundial de Constructores y también el de Pilotos, con el británico Jenson Button.

"No lo creo posible", contó Brawn, al ser preguntado por The New York Times si un equipo podría encontrar un "nuevo doble difusor". Sin embargo, poco después no descartó totalmente la posibilidad. "En realidad, nunca se sabe. Nadie lo espera antes de que ocurra", siguió.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

La Fórmula 1 vivirá una nueva era a partir de la temporada 2022 (Foto: AFP)

Para 2022, la tarea de Brawn es asegurarse de que ningún equipo obtenga una ventaja similar a la de su escudería en 2009. Y a su vez, disminuir cualquier posibilidad de una zona gris en el reglamento, que iría en contra de la filosofía de la categoría de generar carreras más competitivas.

"Cuando yo era director técnico, era una ocasión extraña en la que un equipo llegaba con una interpretación novedosa del reglamento", manifestó. "Fue bastante extremo en términos de cuándo ocurrió, no era algo habitual. Intentar anticiparse a todas las lagunas o interpretaciones es bastante difícil", admitió.

"Pero, por supuesto, nuestro proceso consistía en entender el problema y proyectar cómo eliminarlo", añadió.

Brawn también habló del proceso de observar las nuevas normas y entender cómo se podría obtener una ventaja. El directivo subrayó que había que tener cuidado con lo que podía perjudicar a la normativa, pero que la función era precisamente encontrar resquicios para poder evolucionar.

Mercedes fue el primer equipo en encender el motor del auto de 2022 en la Fórmula 1. (Vídeo: Mercedes)

"Nuestro grupo dedicó algún tiempo a examinar las sensibilidades en diferentes áreas", explicó. "Para ver dónde puede haber margen para que los equipos evolucionen y cambien sus diseños. Así que tuvimos una fase en la que intentamos ver dónde romper las reglas y qué lagunas podíamos encontrar. Nos enfrentamos a ello", dijo.

"No voy a pretender que hayamos encontrado todas las lagunas del reglamento", reconoció Brawn. "Pero definitivamente afrontamos una fase de prueba de las normas para ver cómo podíamos encontrar algunas oportunidades", dijo.

Los nuevos autos de los equipos de F1 se conocerán en febrero, mes en el que comienza la pretemporada de la categoría, la primera oportunidad para que pilotos, equipos y aficionados puedan observar el comportamiento de los monoplazas en pista.

Habrá seis días de pretemporada en total, con tres en el Circuito de Barcelona (España) entre el 23 y el 25 de febrero y otros tres en el Circuito de Sakhir (Bahrein) entre el 10 y el 12 de marzo, una semana antes del inicio del campeonato en el mismo escenario, con la carrera prevista para el 20 de marzo.