Andretti presiona a FIA y da plazo para ingresar a F1: "Necesito saberlo dentro de un mes"

Michael Andretti elogió el compromiso de los inversores y reveló el audaz deseo de construir el coche en la fábrica de Indianápolis.

Se estrenó un nuevo episodio de la serie sobre la solicitud de Andretti a la FIA para ser el equipo número 11 en la Fórmula 1 a partir de 2024. Luego de que su padre, Mario, revelara que tiene un acuerdo formal para usar motores Renault y afirmase que ha cumplido ante cada exigencia de tener dos coches en parrilla, Michael Andretti sigue esperando una pronta respuesta del máximo organismo del automovilismo y definió el plazo de un mes como ideal para definir el ingreso a la categoría.

El 18 de febrero, Andretti presentó una solicitud oficial a la FIA para inscribirse en la F1 a partir de 2024. Desde entonces, el grupo estadounidense se ha estado moviendo tras bambalinas y espera con ansiedad la respuesta del ente oficial, pues el proceso de ingreso a la Fórmula 1 requiere una extensa planificación.

“Lo necesitamos rápido porque el tiempo corre para estar allí en 2024”, dijo Andretti, quien controla el negocio familiar. El ex piloto también fijó el plazo ideal para el veredicto. “Necesitamos saberlo dentro de un mes”, agregó.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Michael Andretti tiene equipos en Indy, en Fórmula E, en Extreme E y en IMSA (Foto: Indycar)

Ansioso, Andretti no entiende por qué la FIA tarda tanto en dar a conocer su decisión, pues, según él, el conglomerado norteamericano ya cumplió con los requisitos y cuenta con grandes seguidores que contribuirán a pagar la cuota de inscripción de $200 millones —que se repartirá entre los diez equipos actuales de la parrilla— y también en inversión en desarrollo e infraestructuras.

“La forma en que lo haremos será de primera clase. Tenemos grandes planes que serán realmente buenos para la Fórmula 1", afirmó. “Mis seguidores son geniales, están ahí para ser competitivos, no solo para decir que están en la F1. Son deportistas, han convertido franquicias deportivas con las que no eran competitivos en competidores. Ellos saben cómo hacer estas cosas”, dijo.

Esta asociación con inversionistas podría impulsar el deseo de Andretti de construir el coche en su fábrica con sede en Indianápolis a partir de 2025. “Mi sueño es hacer esto aquí, tener un verdadero coche estadounidense. Todavía tendríamos una gran presencia en el Reino Unido, pero tendríamos la construcción real aquí”, siguió.

Con un coche creado íntegramente en casa, sumado a la presencia de un piloto popular en Estados Unidos, el objetivo de Andretti es que la audiencia de la F1 en el país crezca exponencialmente, tal y como ha ocurrido en Holanda desde la llegada de Max Verstappen. Y, al igual que su padre, apuntó a Colton Hertha -el piloto de IndyCar del equipo- como el nombre ideal para que esto suceda en el futuro.

“Ves el crecimiento en los Países Bajos porque tienen un piloto. No hay [estadounidenses] aquí. Si puedes conseguir un buen piloto con buenos seguidores como Colton [Herta], creo que estamos en un gran lugar”, añadió.

Preguntado también por el “acuerdo formal” con Renault para el suministro de motores, Michael se retractó y dijo que el fabricante francés es “una de las opciones”, además de dejar abierta la posibilidad de negociación con otras marcas.

A la espera de la definición de la FIA, Andretti sigue desarrollando el plan para el ansiado puesto en la parrilla de Fórmula 1 a partir de 2024.